Casandra Damirón, la eterna soberana de la canción

Casandra Damiron actua en show de proclamacion.
Hizo su debut como cantante con apenas 6 años de edad

En esta última entrega de una serie de reportajes especiales en honor a las madres, la página Retro de esta semana la dedicamos a la gran soberana, Casandra Damirón.

Casandra Damirón sin duda alguna es el símbolo del artista dominicano. La emblemática folclorista abarcó toda una época de gloria en el arte nacional. Con su majestuosa voz interpretó canciones a ritmo de merengue y mangulina, impregnándole su propia elegancia criolla al hacerlo.

Nace una Estrella

Altagracia Casandra Damirón Santana nació el 12 de marzo del año 1919 en la ciudad de Barahona. Fueron sus padres Eliseo Amable Damirón (Chichí) y Alicia Santana (Malena).

En 1925, con tan solo seis años de edad, Casandra Damirón hizo su debut como cantante en una actividad realizada en el club Antillas de Barahona, en ese momento los presentes fueron testigos del nacimiento de una estrella.

A los 11 años de edad, Damirón se lanza como solista, junto a un coro de niños del Centro Cultural de Barahona. Un año más tarde, conoce al prestigioso pianista dominicano, Luis Rivera, quien en ese momento recién llegaba de Cuba. Rivera al escuchar la interpretación de Damirón quedó maravillado y se comprometió a encaminarla hasta la cima del éxito.

“Esta joven artista no me la pierdo y la voy a encaminar hasta que llegue a triunfar plenamente”. dijo Luis Rivera al escuchar cantar a Casandra Damirón.

En 1939, Damirón se traslada a la ciudad de Santo Domingo en compañía de Luis Rivera. Ya asentada en Santo Domingo Damirón con la ayuda de Rivera crea un repertorio y poco a poco fue ganando más público.

Debut Profesional

Al observar el progreso de Casandra, su tío Fello Damirón, realiza las diligencias para que su sobrina sea presentada en La Voz Del Yuna, en Bonao y el 11 de agosto del 1945, debuta como profesional en la esa radio estación. En ese lugar se regodeó e hizo amistad con personalidades como Lope Balaguer, Evelio Quintero, Olga Chorens entre otras figuras estelares del canto de la época. Casandra Damirón conmovía los ánimos con sus presentaciones, y es por eso que en 1947 el locutor Ramón Rivera Batista empieza a titularla de manera espontánea como “La Soberana de la Canción”.

Con la llegada al país de la televisión en el año 1952, Casandra empieza a compartir papeles estelares con los principales artistas de la época y paralelamente realiza espectáculos en el restaurant Ariete, ubicado en ese momento en la calle El Conde esquina 19 de marzo y propiedad de Luis Rivera.

Consagración internacional

Ya establecida como artista, su figura se comienza a consagrar a nivel internacional. Su primera gira fuera del país la realizó por Puerto Rico y Cuba, donde coincidió con los prestigiosos hermanos Ernesto y Ernestina Lecuona, así como con Rita Monlanet, entre otras figuras del mundo artístico.

Estando de gira por Cuba Damirón logra alcanzar su sueño como artista, cantando en la CMQ, la planta de radio más grande de ese país. Durante esa gira participó en diversos programas y clubes nocturnos, siendo elogiada por la crítica de arte de las prestigiosas revistas Bohemia, Vanidades y Carteles. También llevó por primera vez el merengue a Estados Unidos, España, Venezuela y otros países con su compañía de danza.

En 1955, durante la celebración de la Feria de la Paz, un evento político- cultural creado por el régimen de Trujillo, Casandra decide cambiar del género romántico al folklórico fundando entonces su grupo de danzas folklóricas.

Damirón para su presentación en la Feria de la Paz preparó un montaje de bailes autóctonos sureños, específicamente de carabiné y de mangulina, y desde ese entonces se dedicó a realizar investigaciones folclóricas, siendo su mayor aporte “La Muerte de Mandé”.

Vida familiar

Casandra Damirón contrajo matrimonio con Andrés Moreta, con quien procreó a Andrés Moreta Damirón, luego se divorció, y en el año 1948 se casó con Luis Rivera, con quien tuvo a Luisa y Checheo Rivera Damirón.

Sus tres hijos dicen sentirse enormemente agradecidos con su madre, y la describen como una mujer valiosa y orgullosamente dominicana.

Damirón murió el 5 de diciembre de 1983, a los 64 años de edad, a causa de un paro cardio respiratorio. Su partida dejó un vacío en el arte popular de nuestro país.

En honor a Casandra Damirón la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) en 1985 realiza los “Premios Casandra”, para premiar lo mejor del arte Popular Dominicano. La premiación llevó el nombre de Casandra hasta el año 2012, en la actualidad llevan el nombre de “Premios Soberano”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.