Dunas de Baní: las más extensas y mejor preservadas en el Caribe

Las dunas protegen la costa contra los fenómenos naturales extremos como tormentas y huracanes. Milena Herazo
Tras 40 minutos de recorrido, en este lugar puedes sentir el clima del desierto y escuchar el viento en su máxima expresión

Pasadas las dos de la tarde, en medio de un sol resplandeciente, recibí la pulsera 21 424 que me daba acceso al Monumento Natural Las Dunas de Las Calderas. Tenía curiosidad de conocer un desierto y experimentar la sensación de la caminata. Fue un momento increíble, ya que pude constatar sobre el realce que da este tipo de ambiente al país.

Motivada por el recorrido, contacté con el administrador del Monumento, Urbano Alexis Melo, quien me explicó acerca de la importancia que tiene este lugar.

Inicialmente dijo que las dunas son colinas de arena formadas por el efecto del viento que pueden ser móviles o fijas dependiendo de si tienen o no vegetación, ya que esta les hace mantener su forma por más tiempo.

En el caso de las de Baní, su característica es que “son varias dunas, algunas de ellas están conectadas. Hay una llamada el Gran Médano que resalta por su gran tamaño”.
Acerca de la flora y la fauna se pueden ver algunas aves en los árboles y sobrevolando el área; hacia la playa y los cuadros de sal pueden verse aves acuáticas en mayores cantidades. Entre las dunas son frecuentes los lagartos de diferentes especies, incluyendo la emblemática iguana rinoceronte (Cyclura cornuta).

“No solo es arena, ya que hay áreas con un suelo arcilloso, algo rojizo, en el centro de las dunas hacia Las Calderas. La arena acumulada sirve de reserva para la playa y la protege de la erosión. Las dunas protegen la costa contra los fenómenos naturales extremos como tormentas y huracanes”, explicó Melo.

Es importante conocer que Las Dunas de Baní fueron reconocidas como área protegida desde el año 1996 mediante el Decreto 233-96, otorgándole categoría de Gestión III de Monumento Natural. “Éstas no son las únicas dunas del país, ni de la isla, ya que en casi todas nuestras playas hay sistemas de dunas. Sin embargo, el sistema de Baní es el más extenso y el que está mejor preservado en el Caribe”, manifestó su administrador.

Otro de los temas abordados es que pese a que Las Dunas de Baní son conocidas por sus médanos de arena, hay una diversidad de ecosistemas que no se pueden apreciar en un corto recorrido. “Tenemos bosques de palmas, humedales y manglares, así como praderas marinas y arrecifes de coral un poco más allá del Monumento”, informó Melo.

Pude apreciar unas tablas que llamaron mi atención y es que dentro de las dunas se puede practicar ‘sandboarding’ y ‘kayaking’ (deportes). La entrada al parque tiene un costo de 100 pesos y se alquilan las tablas por 200 pesos sin tiempo límite. Esa es una atracción para el visitante, todo según el proceso legal que indica el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El Monumento se encuentra al sureste de la Bahía de Las Calderas, comprendiendo los poblados de Matanzas, Las Calderas y Las Salinas, dentro de la provincia Peravia.

Al finalizar el recorrido vi un mar con muchas piedras. Sobre este tema, Melo explicó que la arena del Monumento tiene origen mineral, su fina composición es rica en pequeñas partículas de cuarzo y feldespatos. También hay zonas que semejan el paso de un río en el cual se pueden encontrar diversos agregados rocosos y cantos rodados.

Es importante indicar que aunque Las Dunas de Baní son área protegida, presentan amenazas constantes. “Los poblados de Las Salinas y Las Calderas están en crecimiento demográfico y urbanístico, por lo cual siempre hay que estar vigilantes en los límites del área pues están en constante amenaza de ocupación y se han registrado viviendas y sembradíos dentro del Monumento. Del mismo modo, hay zonas donde las aguas llevan desperdicios y en las que la extracción de arena es una gran presión”, informó su administrador.

El área es vigilada por los guardaparques que realizan recorridos periódicos en la zona para mantener el orden e igualmente los marines de la Base Naval de Las Calderas mantienen la vigilancia dentro del área marina que rodea la zona.

Actividades
El ‘sandboarding’ y ‘kayaking son’ de las actividades ecoturísticas que se practican dentro del área.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.