PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Según las predicciones, el cibercrimen traerá una nueva ola de ataques destructivos. Llaman a estar alertas

Los cibercriminales han desarrollado diferentes técnicas según sus objetivos. En los últimos años, los ciberataques se duplicaron y los vaticinios para el próximo año nos alertan sobre lo que se avecina.
Según las predicciones, para el 2023, el cibercrimen avanzado traerá una nueva ola de ataques a escala destructivos y empoderados por modelos de ciberdelito como servicio.


Posibles ataques


Se prevé que los ciberdelincuentes obtengan detectives en la “dark red” para obtener datos personales y de empresas, servicios de lavado de dinero, hackeo biométrico en el metaverso y ataques a escala destructivos, así lo anticiparon los expertos de FortiGuard Labs, departamento de inteligencia contra amenazas de Fortinet.

Para el próximo año, los especialistas en seguridad deberán mantenerse alerta ante un panorama de ciberamenazas que crece y se expande con la llegada de nuevos modelos de organización. Estas amenazas incluyen desde cibercrimen como servicio (CaaS), prevalencia de Ransomware y enfoque a objetivos no tradicionales como mundos online, hasta metaverso o dispositivos de borde.

“Al tiempo que el cibercrimen converge con métodos avanzados de amenazas persistentes, los criminales están encontrando formas de convertir las nuevas tecnologías en armas que sean aun más disruptivas y destructivas”, aseguró Derek Manky, estratega de seguridad en jefe y VP Global de Inteligencia de Amenazas de FortiGuard Labs.

Para Manky, no solo están enfocándose en superficies de ataque tradicionales, sino que también han empezado a buscar debajo de ellas. Por otro lado, están invirtiendo más tiempo en reconocimiento para tratar de evadir sistemas de detección, inteligencia y controles.

“La llegada del metaverso y las ciudades virtuales es un vector más a la superficie de ataque. El hackeo biométrico puede también convertirse en una posibilidad real gracias a los componentes de las ciudades virtuales que funcionan a base de realidad aumentada (AR) y realidad virtual (VR). Estos componentes hacen que sea más fácil que los criminales roben huellas digitales, datos de reconocimiento facial o escaneo de retina, para usarlos con propósitos maliciosos”, advierte.

Amenazas a nivel global continúan evolucionando

Los cibercriminales se encuentran cada vez más organizados, con objetivos de ataque enfocados, y se espera que en adelante empiecen a contratar detectives en la “dark web” con el objetivo de reunir inteligencia sobre un blanco premeditado antes de lanzar un ataque. Esto les ayudará a diseñar un mapa más específico sobre la arquitectura digital de la organización, su personal clave, además de vulnerabilidades conocidas.

Posted in Estilo
agency orquidea

Más contenido por Jessica Bonifacio