PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La especialista Miguelina Féliz realiza su labor altruista en la Fundación Monseñor Gómez desde hace 22 años

Altruismo, empatía y profesionalismo médico, son tres palabras que definen a la doctora Miguelina Féliz. Su labor altruista inició hace 22 años sirviendo a la comunidad de los Frailes I y zonas aledañas en Santo Domingo Este. La realiza a través de la Fundación Monseñor Gómez, la cual recibe pacientes con problemas de salud.

El día a día de Miguelina féliz

Desde que inició el proyecto, su día a día es brindar asistencia a quienes más lo necesitan. La motivan la gratitud y el afecto de los pacientes que, según contó, “son ellos el motor que permite que cada mañana mi desplazamiento, de extremo a extremo, sea posible como el primer día”, destacó la doctora.

Inicio del centro de salud

Corría el año 1999, cuando Monseñor Luis Gómez Gómez se dio cuenta que los habitantes de los Frailes I necesitaban un centro de primeros auxilios ante una emergencia de salud. “En esa época, la comunidad no disponía de un transporte directo que los conectara a la Autopista de las Américas para llegar al centro más cercano: el Darío Contreras”, explicó Féliz. A raíz de esa necesidad y anhelo, Monseñor Gómez convirtió su hogar en un dispensario para cubrir las necesidades de los habitantes del sector.

“En ese momento, contábamos con diferentes especialidades siendo posible gracias a el altruismo de médicos y personas que se identificaban con el proyecto. No puedo dejar de mencionar a doña Amparo Núñez de Pérez (fallecida), un pilar importante en la realización de este proyecto, al igual que otras personas que prefieren mantenerse en el anonimato”, destacó la doctora, durante una visita que realizó el diario elCaribe a la Fundación.

Una de sus motivaciones es cumplir con el compromiso asumido por Monseños Gómez. “Además, me llena de mucha satisfacción la interacción médico/paciente establecida durante estos 22 años”, resaltó.
Aunque en el inicio contaron con un récord de cientos de nacimientos que incluyen cesáreas y parto natural; y cirugías como la histerectomías, apendicectomías, colecistectomías, hernias, entre otros, ya no cuentan con estos servicios por la falta de ayudas.

“Precisamente por la falta de recursos hemos tenido que reducir los servicios con los cuales iniciamos. Actualmente, brindamos consulta diaria de medicina general, pediatría, ginecología, laboratorio, sonografías, citologías y vacunas”, subrayó la especialista sobre los servicios que ofrecen.

Mano amiga


¿De quiénes reciben ayuda?

“No recibimos ayuda estatal o privada, pero seguimos a la espera de ella”, señaló Féliz haciendo un llamado a las autoridades dominicanas. No obstante, resaltó que han podido mantener el sueño de Monseñor Gómez, quien murió en el 2002, “gracias a la misericordia de Dios y a la Orden de Malta Dominicana”.

Resaltó que esa institución aporta medicamentos, material gastable, etc, por lo que es posible que los pacientes reciban tratamiento de manera gratuita.

Asimismo, sostuvo que a través de ellos fueron incluidos en la ayuda de Americanes, una organización con sede en EE.UU. destinada a la asistencia de problemas mundiales de salud.

El centro requiere de ayuda estatal para ampliar servicios. jhonny Rotestán

Asistencia y costos
Féliz dijo que reciben un promedio de 350 a 400 pacientes a la semana, quienes pagan una contribución de RD$400 pesos. “Quien no tiene recursos, recibe el servicio por igual”, puntualizó.

Posted in EstiloEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Jessica Bonifacio