Miércoles de Ceniza, un rito católico que no se pierde

El sacerdote Domingo Vásquez precisa que este acto, con el que se inicia la Cuaresma, representa el deseo de arrepentimiento de las personas por sus pecados

Miércoles de Ceniza, un rito católico que no se pierde
Miércoles de Ceniza, un rito católico que no se pierde

Es seguro que este miércoles veas a muchas personas caminando por las calles con el símbolo de la cruz en sus frentes. Son fieles católicos que se imponen cenizas como señal de arrepentimiento.

Hoy es Miércoles de Ceniza, una costumbre que data desde los primeros siglos del cristianismo, pero que en la actualidad continúa vigente en la Iglesia católica a nivel mundial.

Las personas no pierden el interés por el Miércoles de Ceniza

Aunque han pasado cientos de años, las personas no pierden el interés, pues acuden a los templos para que se les imponga la ceniza, como símbolo de penitencia y deseo de conversión, explica el padre Domingo Vásquez.

Domingo Vásquez
Domingo Vásquez

Con este acto se da inicio al tiempo litúrgico de la Cuaresma, 40 días que en la Iglesia propone como tiempo penitencial (realizando ayunos, oraciones y penitencias) para que los fieles se preparen espiritualmente para vivir la Semana Santa, donde se conmemora la Muerte, Pasión y Resurrección de Jesucristo.

Para Vásquez, sacerdote de la Parroquia San Ramón Nonato de Los Mameyes, Santo Domingo Este,  que una persona se coloque las cenizas representa  su deseo de convertirse al Evangelio.

En entrevista para elCaribe, el presbítero explica que el significado de este acto es manifestar públicamente el arrepentimiento y compromiso de cambio, pedir a la Iglesia que ore por la conversión, comprometerse a hacer penitencia por los pecados cometidos y expresar el deseo de recibir el Sacramento de la Reconciliación (la confesión, para luego comulgar).

Aunque podría pensarse que en los últimos años la gente perdió la costumbre, el religioso asegura que aún sigue llamando la atención de aquellos que se congregan habitualmente a la Iglesia, como también los que acuden esporádicamente.

“Esta es una celebración en la Iglesia que sigue llamando la atención…Podemos decir que la participación es doble en este día, hay un grupo significativo que participa en los templos y las escuelas y las instituciones católicas, nos piden presencia para llevar las cenizas a sus centros”, sostiene.

Por realizarse el mismo rito de todos los años, algunos lo consideran como monótono y ante esto, Vásquez, quien tiene más de dos décadas siendo sacerdote, precisa que cada Miércoles de Ceniza tiene un significado especial.

“Pareciera que es lo mismo cada año, eso piensan los que están fuera, pero para nosotros, los que practicamos y vivimos la fe, nunca será lo mismo.  Escuchamos la palabra de Dios, que es siempre nueva para nosotros. En la homilía o comentario a la Palabra, cada ministro lo hace a su manera”, indica.

Esta tradición, explica Vásquez, viene de que antes, cuando una persona pecaba de forma grave, la asamblea penitencial de la comunidad les colocaban ceniza en la cabeza, como símbolo de su tristeza por haber ofendido a Dios y al prójimo, y su deseo de convertirse y reconciliarse.

En la actualidad, al momento de imponer las cenizas (que son producto de la quema de los ramos que se utiliza el Domingo de Ramos del año anterior), el sacerdote le dice a la persona “Conviértete y cree en el Evangelio” o “Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”.

El primero hace referencia al sentido de la conversión, y el segundo recuerda la caducidad del ser humano, precisa el sacerdote. Para conocer qué día caerá el  Miércoles de Ceniza, se determina primero la  fecha del Domingo de Resurrección, el cual es el domingo inmediato a la primera luna llena de primavera.

A partir de esto se establece el inicio de la Semana Santa, que comienza con el Domingo de Ramos, luego se cuentan 40 días hacia atrás y ahí se establece la fecha.

Posted in EstiloEtiquetas

Más de gente

Más leídas de gente

Las Más leídas