Ser mamá después de los 40: ¿riesgoso o beneficioso?

La fertilidad de la mujer empieza a disminuir a partir de los 38 años.

El ser mamá después de los 40 años tiene sus beneficios, pero también puede traer complicaciones durante el embarazo y el parto.
Hay mujeres que por alguna razón han postergado el ser mamá. Sin embargo, el estar cerca o sobrepasando los 40 años, comienzan a embargarlas la preocupación y el miedo, por lo que llegan a preguntarse: ¿qué tan complicado podría ser concebir a esta edad?

Para el ginecólogo-obstetra Freddy Santana “la edad en que comienza a disminuir la fertilidad es variable, pero la media sería desde los 38 años en adelante. Debemos tener en cuenta que, desde su nacimiento, la mujer posee una cantidad de reserva ovárica limitada y que se inician a madurar en la adolescencia”.

Para Santana debe haber un plan de vida que incluya la concepción de la misma forma que planificamos la educación profesional, las metas económicas, etc.

“Les comento esto, porque cada día estamos aplazando procrear, llevándolo a los límites de la edad reproductiva con el fin de alcanzar una estabilidad personal”, subraya el galeno.

Partiendo de ahí, recomienda a las mujeres que ya tienen esa edad y que tienen deseos de concebir, que se realicen una evaluación no sólo con el ginecólogo, sino también con los demás peritos de los sistemas importantes de la salud general, para así garantizar menor riesgo durante el embarazo.

¿Qué tan riesgoso puede ser un embarazado después de los 40 años?

Según Santana, existe mayor probabilidad de pérdida de embarazos en ese rango de edad, ya sea por enfermedades sistémicas que contribuyan al hecho, como también déficit hormonal de parte de los ovarios, provocando una inadecuada por producción de progesterona principalmente.

Asimismo, advierte que tanto en la adolescencia como en los límites de la edad reproductiva, los trastornos hipertensivos del embarazo ( siendo la preeclampsia uno de los mayores exponentes) se registran con mucha frecuencia.

Entre las complicaciones se pueden presentar resalta: •Pérdida temprana del embarazo •Hipertensión inducida por el embarazo •Diabetes gestacional •Prematuridad •Bajo peso al nacer.
Beneficios

El beneficio en esta época de la mujer es más social y económico. “Tenemos una mujer con un nivel educacional culminado, con un nivel económico estable, donde puede ofrecer tiempo, calidad de vida y mejor futuro a sus hijos”, manifiesta el
ginecólogo obstetra.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.