PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Ir hacia adelante siempre, progresar, evolucionar hacia estadios mejores entendemos es la natural marcha de la historia. No necesariamente es así; puede ser también “para atrás”, tristemente. Eso estamos viéndolo ahora en el caso de derechos de las mujeres en Estados Unidos, que podrían perder libertades sobre sus cuerpos ganadas en los tempranos años 70. Y otro ejemplo es el de la democracia, considerada el gran avance, régimen político ideal como lo contrario de la dictadura, el que nadie en su sano juicio querría. Ahora se habla de que está amenazada. Podemos concebir estas cosas como un retroceso, pero la realidad es que la historia no es un proceso lineal y no se da siempre para bien.

Posted in Buen Oficio
agency orquidea

Más contenido por Claudia Fernández