Cinco características de la crisis

Basta con leer “Coyuntura, escenarios y proyecciones hacia 2030 ante la presente crisis de Covid-19” publicado el viernes pasado 3 de abril de 2020, bajo la dirección de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), para comprobar que todo está cambiando.

Enuncia “Cinco características de la crisis de la Covid-19”:

“1. El mundo se enfrenta a una crisis sanitaria y humanitaria sin precedentes en el último siglo en un contexto económico ya adverso, a diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera sino de personas, de salud y bienestar.

2. Una situación de economía de guerra es indispensable el rol del Estado y no del Mercado, por ello los estados están asumiendo un papel central para suprimir el virus y los riesgos que afectarán a la economía y la cohesión social.

3. Aplanar la curva de contagios requiere medidas que reduzcan los contactos interpersonales y generarán contracción económica, paralizarán actividades productivas y destruirán demanda agregada/sectorial.

4. Cómo no aplanar la economía: el cumplimiento estricto y efectivo de las cuarentenas y las medidas de salud pública serán la forma más eficiente y rápida de reducir los costos económicos.

5. Cooperación internacional: la salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país, por lo tanto, dadas las asimetrías entre los países desarrollados y en desarrollo, el papel de la ONU, el FMI y el Banco Mundial será esencial para garantizar el acceso al financiamiento, sostener el gasto social y mantener la actividad económica con medidas innovadoras”
Desglosarlos nos coloca en un camino donde a la improvisación hay que dejarla atrás. Los dominicanos, a diferencia de otros países, estamos en un momento de sustitución de gobierno, por suerte. Estos que están dirigiendo la cosa pública hasta en una crisis como está buscan sacar beneficios económicos.

La primera características, de las cinco de la CEPAL, nadie la discute. Pero debe observarse detenidamente la Segunda: “2. Una situación de economía de guerra es indispensable el rol del Estado y no del Mercado, por ello los estados están asumiendo un papel central para suprimir el virus y los riesgos que afectarán a la economía y la cohesión social”.

Para que sea “...indispensable el rol del Estado y no del Mercado...”, los negocios desde el gobierno y la torpeza de sus funcionarios, debilita, para no decir anula, el rol del Estado. Para que el Estado juegue su “...papel central para suprimir el virus y los riesgos que afectarán a la economía y la cohesión social”, se necesita que el gobierno se maneje con esos propósitos.

Quién asegura que hay un manejo gubernamental coherente, planificado y encaminado a prevenir, controlar el virus y a proteger los riesgos y afecciones en la población, es porque su distanciamiento social es absoluto.

Las características 3 y 4 son manejadas, como se ha dicho, con torpeza y como el que busca beneficios económicos de una tragedia. Trump eligió proteger el mercado y el sábado habían 308 mil contagiados, 8 mil muertes y de ellos mil 200 en un día.

El más difícil es el 5, cuando afirma que “...la salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país...” Esperemos no equivocarnos y elijamos un experimentado.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.