PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Klaus Schwab, quien creó el “Foro Económico Mundial”, escribió un libro con ese título “Cuarta Revolución Industrial”. Desde que dio a conocer su planteamiento he tenido la duda de que si a la Revolución Digital y de la Inteligencia Artificial se le debe llamar la “Cuarta Revolución Industrial”.

Veamos.

El autor define la primera abarcando “desde aproximadamente 1760 hasta más o menos 1840. Desencadenada por la construcción del ferrocarril y la invención del motor de vapor, marcó el comienzo de la producción mecánica. La segunda revolución industrial, entre finales del siglo XIX, hizo posible la producción en masa, fomentada por el advenimiento de la electricidad y la cadena de montaje. La tercera revolución industrial se inició en la década de 1960. Generalmente se le conoce como la revolución digital del ordenador, porque fue catalizada por el desarrollo de los semiconductores, la computación mediante servidores tipo “mainframe” (en los años sesenta), la informática personal (décadas de 1970 y 1980) en internet (década de 1990)”.

El proceso económico de la humanidad me atrevo, de osado, a verlo en estos grandes estadios o etapas: 1.- Recolector (más de 10,000 años a.d.C).; 2.- Revolución Agrícola (hace menos de 10 mil años); 3.- Revolución Mercantilista (desde siglo XI d.d.C) ; 4.-Revolución Industrial (desde Siglo XVII al XX); y, 5.- La Revolución Digital y de la Inteligencia Artificial (desde 1999).
Es decir, Primero: Nómada y por obligación recolector.

Segundo: Agrícola (desde hace diez mil años), fue la Revolución Agrícola, transformó la vida de las poblaciones asentándolas en territorios.

Tercero: Mercantilismo, toma cuerpo a partir de iniciarse como trueque y con los excedentes productivos que son llevados a los mercados llamados burgos, (Siglos XII a XIV después de Cristo).
Cuarto: La revolución Industrial que se origina en Inglaterra en el Siglo XVII, con la utilización del vapor para sustituir la tracción muscular humana y animal para mover produciendo tejidos de lino, lana, seda y otros; empezó lo que en el siguiente Siglo XVIII impulsaría el proceso económico y crearía los efectos de la gran acumulación originaria de capital y haría del Siglo XVIII el Siglo de la Luz y el XIX el de las independencias de las colonias americanas.

El alemán Klaus Schwab denomina Cuarta Revolución Industrial la que debe ser la Quinta Revolución Digital y de la Inteligencia Artificial. Veamos su definición: “…hoy estamos en los albores de una cuarta revolución industrial. Esta comenzó a principios de este siglo y se basa en la revolución digital. Se caracteriza por un internet más ubicuo y móvil, por sensores más pequeños y potentes que son cada vez más baratos, y por la inteligencia artificial y el aprendizaje de la máquina”.

Lo que hoy vivimos supera a la Revolución Industrial, porque ninguna otra ha situado a la ciencia, la educación, la medicina y la salud, la construcción, la investigación en todos los campos, en los efectos que ha producido la Revolución Digital y de la Inteligencia Artificial. Empezó iniciándose este Siglo XXI, en 1999; aunque se incubaba desde hacía cuatro décadas.
Hoy somos partícipes de la más importante revolución que ha vivido la humanidad, ausentarse es no vivir y negarse a las transformaciones para no disfrutar de sus beneficios. Esta es una era distinta a todas las anteriores.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Franklin Almeyda Rancier