Cumbre sobre los sistemas alimentarios

La humanidad tiene hoy más desafíos que nunca y como parte de las acciones para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de aquí al 2030, la reciente Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas sobre los sistemas alimentarios, celebrada de manera virtual durante el pasado 76 período de sesiones, decidió poner en marcha medidas nuevas para avanzar en el logro de los 17 ODS, los cuales dependen de sistemas alimentarios más saludables, sostenibles y equitativos.

La finalidad de la Organización es alcanzar seguridad alimentaria, y asegurar que las personas puedan acceder regularmente a una cantidad suficiente de alimentos de calidad que les permita llevar una vida activa y saludable y para darle seguimiento tienen como objetivo: erradicar el hambre, eliminar pobreza, y la gestión del uso sostenible de los recursos naturales, como de la tierra, el agua, el aire etc.

Pero las previsiones muestran que el mundo no está en vías de lograr el objetivo del hambre cero para el 2030, y pese a que se han realizado ciertos progresos, no lleva camino de lograr las metas mundiales sobre la nutrición, pues según la última edición del estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, que se publicó a mediados del 2020, se estima que casi 690 millones de personas pasaban hambre en 2019, un aumento de 10 millones en relación al año anterior. Asia y África son los más afectados. La pandemia ha intensificado las causas de vulnerabilidad y las deficiencias de los sistemas alimentarios mundiales.

Durante la asamblea virtual de las Naciones Unidas del año 2020, su secretario general, Antonio Guterres, señaló que en el mundo hay alimentos más que suficientes para alimentar a los 7 mil 837 millones de habitantes. Sin embargo, a la fecha de hoy millones de personas pasan hambre. Los sistemas están fallando y la pandemia ha empeorado más las cosas.

De ahí que la asamblea sobre los sistemas alimentarios concluyó con algunos compromisos: garantizar que las dietas saludables estén disponibles, sean asequibles y accesibles para todos, especialmente para aquellos que viven en circunstancias vulnerables; garantizar el acceso de todos los niños a un menú escolar saludable en 2030 e incluir a mujeres, indígenas y jóvenes, ampliar la ayuda social, garantizar que los consumidores y proveedores puedan comprar, vender, reducir desperdicios de comidas y sembrar mayor variedad.

Un gesto político previo a la cumbre sobre los sistemas alimentarios ha sido la del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que se comprometió a invertir 10.000 millones de dólares para acabar con el hambre, invertir en el sistema alimentario y duplicar la cantidad de ayuda internacional a países menos desarrollados.

Para terminar, se entiende que hay que transformar la forma en la que los alimentos se producen, se distribuyen y llegan al consumidor. Mike Khunga, vicepresidente de una agrupación, dijo: “No somos los líderes del futuro, somos los líderes de hoy”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.