PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“El agua es salud”. Esa definición la utilizó el presidente Luis Abinader para introducir un encuentro en el Palacio Nacional con ejecutivos y representantes de medios de comunicación, a los que invitó a una reunión para explicarles las principales acciones e hitos del Gobierno en materia de agua y alcantarillado sanitario en el Gran Santo Domingo (GSD).

También el encuentro le sirvió al mandatario para exponer los proyectos en ejecución y los planes para solucionar el tema del agua en el GSD, donde residen unos 4.0 millones de personas, que representan el 40 por ciento de la población dominicana. Por esa delimitación, el mandatario se hizo acompañar el director ejecutivo de la CAASD, ingeniero Felipe Suberví.

La definición del Presidente, que se agrega a la otra que dice que el “agua es vida” y que por tanto no debe ser desperdiciada, fue una expresión dirigida a enfatizar la importancia que el Gobierno le asigna al tema. Además de la extensa explicación de lo hecho, lo que está en proceso y lo que se proyecta hacer en el área de dominio de la CAASD, el presidente adelantó algunos proyectos de presas y acueductos a nivel nacional. Y prometió un encuentro similar para que el director del INAPA explique sus ejecuciones y proyectos en ejecución y en carpeta.

Para el GSD, la región para la cual se invitó al encuentro, los planes buscan seguir optimizando las fuentes de suministro que ya existen y construir otras para suplir la creciente demanda que implica el crecimiento poblacional.

En los planes figuran proyectos de desalinización para obtener agua potable. “Es el futuro cercano”, dijo el presidente y citó países donde el agua es obtenida mediante ese proceso. Para el caso del GSD, hay un proyecto de desalinización en la circunscripción número 2.

Y para el suministro por métodos convencionales, el Gobierno explora tres posibilidades: Construir la presa de Haina, que tiene el inconveniente de implicar desalojos: sacar un conducto de la presa de Hatillo, que tiene objeción en los ecologistas; y la presa Don Juan, en Monte, que parece ser el proyecto que más viable.

Lo más importante es que sea cual sea el proyecto o modelo que se aplique, el Gobierno tiene planes específicos para el suministro de agua. Adelante, pues.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción