PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Coincidiendo con el inicio del solsticio de verano, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte de que la actual ola de calor en Europa occidental, con temperaturas que superan los 40 grados en países como España o Francia, “es un anticipo del futuro”, y que los fenómenos climáticos, debido al calentamiento global, se acentuarán.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático también afirma en sus últimos informes que las olas de calor serán cada vez más frecuentes, con estaciones cálidas prolongadas y estaciones frías más cortas.

A esto se suma el peligro de la sequía, ejemplos de ello son Portugal, donde un 97 % del territorio está en riesgo, y Estados Unidos, donde los embalses se encuentran al 30 % de su capacidad.

Una ola de calor, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) es un período inusual y marcado de tiempo caluroso sobre una región, que persiste durante al menos dos días consecutivos durante los meses de calor, con condiciones térmicas que superan niveles específicos.

Así como han aumentado las temperaturas casi 3.6 ºC de media en los años 60 hasta 4.3 ºC en los 2010, también ha aumentado en 38 días la duración media de la temporada en que hay olas de calor.

La OMM aconseja a los gobiernos que declaren alertas tempranas y diseñen planes de emergencia a través de las autoridades de salud pública, porque el calor extremo trae graves consecuencias para la salud humana, desde el aumento del estrés que a su vez genera irritabilidad o depresión, problemas de conducta y disminución de las capacidades para realizar cierto tipo de tareas, hasta afecciones cutáneas o cancerígenas, insolaciones y deshidratación que puede conducir a la muerte en los casos de los llamados golpes de calor.

Hablar del cambio climático y del calentamiento global no es mencionar problemas que ocurran en otra parte, sino de una realidad alarmante que a todos nos afecta.

La reforestación, el cuidado y el rescate de nuestras cuencas acuíferas, la preservación de nuestros bosques, son solo algunas de las tareas con las que podemos alejar un poco este peligroso apocalipsis que se nos acerca de manera inexorable.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción