La juventud criolla, en crisis existencial (y 2)

La sociedad actual ha permitido que el pobrísimo sistema educativo varíe métodos, solo por esconder fracasos y que en procura de estadísticas favorables, tuerza caminos solo en busca de cifras.. Niños analfabetos en el 4to curso de primaria, reflejan lo que expreso. Promover niños que no han aprendido a leer, sobre todo por causas atribuibles al maestro o al sistema, es una perversidad de fatales consecuencias. Que nos entretengan con la “filosofía de género”, mientras lo medular se descuida, es una forma de hacer tóxico el presente, sembrando negatividades para el futuro. Lo cosmético versus lo importante, donde se le da primacía a lo primero. Estamos privando a la población de recursos valiosísimos para asuntos del desarrollo, por dilapidar más del 20% del presupuesto nacional. Vamos mal, con tendencia acentuada, en el diseño y logros de una juventud que pueda enfrentar los retos del futuro, en lo personal y en lo nacional. Los referentes sociales no pueden ser más dañinos: el médico está llamado a trasmitir “confianza” en su vida profesional y qué contrasentido que se conozca que la práctica de falsear y mentir, es recurso conocido y no sancionado por el gremio que los agrupa. Una asociación de maestros que se preocupa por bajar el límite mínimo de un proceso de selección por oposición para ocupar plazas, a 64%....con el síndrome UASD de “agacharse” para que la mediocridad tenga oportunidades. La excelencia poco importa, cuando la mediocridad dirige. Organismo de seguridad ciudadana de corroído prestigio, puesto en evidencia en su práctica común de extorsionar inocentes, mientras protege delincuentes, todo por dinero y más dañino aun cuando una red de esa envergadura se muestra dirigida por una mujer. El rey don Dinero, prima. Una policia que se esfuerza porque las “estadisticas” muestren su “eficacia” mientras lo preventivo se deja a un lado, dedicando un nutrido personal a cosas distantes de la prevensión del crimen. Las juventudes criollas ven la política como el medio por excelencia de la movilidad social. Los esquemas folclóricos de esa actividad sacan lo peor del criollo, en una guerra sin cuartel, donde todo vale y cuenta. Cuanto acontece en este mundo súper comunicado, tiene incidencia directa en la juventud. Por suerte la nuestra dista de la de los Estados Unidos, generadora de un neo terrorismo interno, que sin sentido ni objeto, arma una “matasion” sembrando dolor y muerte entre la pacifica ciudadanía de cualquier pueblecito e indignación, frustración e impotencia, en todos. La vocación, fuerza primaria, encuentra actitudes que la traban y obstaculizan, hasta la frustración. ¿Exigencia de experiencia laboral al de primer empleo? Se requieren acciones heroicas, puntuales y objetivas, con miras al mañana de los jóvenes criollos, para neutralizar la avalancha de referentes podridos. “El mundo cambia con tu ejemplo. No con tu opinión”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.