PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Las nobles iniciativas deben ser resaltadas, para que sean modelo a seguir en la sociedad. Por ello felicito a la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, UNPHU, por patrocinar y celebrar en sus instalaciones el “Primer Clásico Internacional de Ajedrez Pedro Henríquez Ureña, In Memoriam”, del 16 al 22 de septiembre pasado.

La alta casa de estudios y el juego ciencia se unieron en una fiesta deportiva sin precedentes en nuestro país, tanto por la calidad de los jugadores, como por la simbología que representó, agregando el apoyo de varias empresas que reconocen que el deporte es una certera vía para que nos desarrollemos integralmente. Resalto la colaboración motivadora del historiador y periodista, don Miguel Guerrero, amante del ajedrez.

Participaron los Grandes Maestros Fernando Peralta, de Argentina; Yasser Quesada, de Cuba (campeón del torneo); Alejandro Ramírez, de Estados Unidos de América; José Cuenca, de España; y Manuel León, de México.

¿Por qué esos 5 países? Fue precisamente en esas naciones hermanas, donde nuestro ilustre humanista vivió y enseñó, realizando aportes incalculables al pensamiento universal, a lo que es y debe ser nuestra América y al idioma castellano. Por ejemplo, en Argentina su presencia dejó profundas huellas en autores de la talla de Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato, siendo el último su discípulo. Conocer la obra de Pedro Henríquez Ureña nos convertiría en ciudadanos más útiles.

La República Dominicana estuvo representada por 15 prominentes ajedrecistas. Aunque no fue sencillo competir contra los Grandes Maestros, nuestros jugadores tuvieron excelentes resultados, aumento de rating 9 de ellos, donde hubo varios empates con los invitados internacionales, quienes reconocieron públicamente el talento de nuestros jugadores.

La organización fue impecable. Los Grandes Maestros así lo expresaron con entusiasmo. La parte técnica se rigió con los más altos estándares de la Federación Internacional de Ajedrez, FIDE, que avaló e inscribió en su página oficial dicho evento, con la presencia del Árbitro Internacional Erick Hernández, de El Salvador, uno de los más destacados de América, junto un equipo de buenos profesionales dominicanos.

El torneo, por primera vez en nuestra historia, fue transmitido en vivo por medio de las principales plataformas digitales disponibles, siendo seguido por decenas de miles de personas en los 5 continentes. Y, lo más importante, también por primera vez, las partidas fueron analizadas por expertos en el mismo momento que se efectuaban, siendo aplaudida su labor.

Con este exitoso torneo, la UNPHU sigue contribuyendo a la formación de una mejor patria, con valores morales y académicos, con orden, trabajo, visión y compromiso, demostrando que los dominicanos tenemos capacidad de trascender en el bien en cualquier escenario, como cuando hace días fuimos una de las capitales del ajedrez mundial. ¡Gracias, UNPHU!

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Pedro Domínguez