María T., Defensora del Pueblo

Compartir

El Defensor del Pueblo debe ser un instrumento fundamental en la concreción de un Estado más justo, acorde con los postulados constitucionales y legales.
La actual Defensora del Pueblo y sus adjuntos están fuera de plazo, en espera de las nuevas designaciones. Al respecto, el Congreso se apresta a aceptar nuevas candidaturas y proceder luego a escoger a quienes ocuparan tan importante puesto.
La función esencial del Defensor del Pueblo está en el artículo 191 de la Constitución de la República “ (…) contribuir a salvaguardar los derechos fundamentales de las personas y los intereses colectivos y difusos (...)”. Su funcionamiento y organización lo determina la Ley 19-01.

Su titular y adjuntos deben ser ciudadanos éticamente incuestionables, académicamente preparados y, preferiblemente, con participación política y social a la altura de las expectativas nacionales y de los requerimientos del cargo. Una mezcla de ética, civismo, discurso y acción.

El 15 de octubre de 2019, escribí la Pincelada titulada: “El próximo Defensor del Pueblo” (https://redaccion.elcaribe.do/2019/10/15/el-proximo-defensor-del-pueblo/), motivando la candidatura del licenciado Ángel Gomera. Hoy, por la posibilidad de nuevos postulantes, estimo que, junto a Gomera, la profesora María Teresa Cabrera, o simplemente María T., debe ser objeto de serias ponderaciones para el cargo.

Tres hitos modernos por derechos colectivos, contra depredadores y desfalcadores del erario público tienen a la profesora María Teresa Cabrera como figura fundamental: El 4 por ciento para una educación de calidad; Loma Miranda y la preservación de un medio ambiente que permita la supervivencia nacional; y el enfrentamiento de la corrupción como cáncer que afecta el desarrollo de toda la nación, representado en la Marcha Verde.

Sin dudas, la participación de María T. en las luchas sociales y políticas, empezando en la década del 70 en su natal ciudad de La Vega, y su ética y manejo pulcro de los recursos - su paso como presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores lo atestigua-, es del conocimiento de los actores políticos nacionales, razones por las que solo presentaremos parte de su sólida formación profesional:

María Teresa Cabrera es egresada de Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo UASD, donde obtuvo el grado de Licenciatura en Filosofía y Letras y posteriormente una Especialidad en Educación Social. Tiene una Maestría en Desarrollo Humano y Sostenible del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Posee un Máster Internacional en Liderazgo Educativo y un Máster Universitario en Metodología de la Investigación en Ciencias Sociales, Jurídicas y Humanidades de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de España.

Estudió Periodismo en el Instituto Dominicano de Periodista. Diplomado en Formación Docente del Instituto de Salud Pública de México. Es egresada del Programa de Capacitación Regional para Líderes de Organizaciones Laborales de la Universidad Nacional de Costa Rica. Tiene diversos cursos y Diplomados nacionales y extranjeros.

Su trayectoria de lucha ha sido reconocida por diversas instituciones académica, políticas y sociales. De igual forma, laboró en el sistema educativo preuniversitario durante 37 años y actualmente es docente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en la Escuela de Teoría de Gestión Educativa de la Facultad de Educación.

Por estas razones, y para continuar luchando desde las instancias de decisión a favor de los excluidos y contra las injusticias, María T., Defensora del Pueblo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir