Opiniones con acento

“Opiniones con acento” es una colección de artículos escritos por el dirigente de izquierda Manuel Salazar, publicados en el diario digital Acento.
Es un punto común decir que el objetivo de la comunicación es que el receptor entienda el mensaje y, en el caso de los artículos de opinión política, quizás mover a reflexión y acción.

Pero escribir corto y fácil siempre ha sido más difícil que largo e intrincado, y don Manuel escribe fácil, combinando la escritura directa y llana con posturas políticas inteligentes y coherentes con lo que piensa correcto. Y si, como bien dice en la presentación, sus opiniones son tomas de posturas coyunturales que podrían verse distantes en la actualidad, las mismas dejan fijadas el análisis de la “realidad en movimiento”, y las acciones a tomar por una agrupación política que, como parte de su trabajo, debe accionar en la vida real.

Los artículos contienen opiniones políticas y de análisis de la coyuntura electoral, hasta el 5 de julio de 2020, “día en que se celebraron las elecciones nacionales, y que marcó el cierre de la coyuntura electoral”, estos tienen varias líneas de razonamiento o ideas centrales cuyos objetivos prácticos podrían resumirse en el título del primero de los artículos: “La cuestión principal: derrotar al PLD y echar abajo el régimen”.

Para Salazar la dispersión de oposición política, fragmentando las posibilidades de éxito, y la fortaleza del PLD, que se había convertido en un partido-Estado con amplia red clientelar y dominio de todos los estamentos y poderes nacionales, hacían imposible una derrota a este hegemónico partido si la oposición política no dejaba de lado sus diferencias históricas e ideológicas y se concentraban en hacer realidad un amplio frente nacional para sacar al PLD del poder, como primer paso, para luego poder forzar o exigir cambios cada vez más profundos en el manejo de “la cosa pública”.

Esta postura esencial del pensamiento de Salazar es sumamente pragmática: superar las diferencias ideológicas, sin renunciar a los compromisos ni a los ideales revolucionarios, para unirse en contra del enemigo común, procurando un cambio parcial y lento, pero realizable, y no uno drástico y profundo para el cual no existen las condiciones objetivas.
Así, a los que critican estas posturas de cercanía con los partidos “del sistema”, les responde, de forma puntual, que, precisamente, “las alianzas son entre diferentes, porque a los iguales se los supone juntos”. Además, para él, los sectores progresistas y de izquierda debían unirse para movilizar al pueblo, pues, como buen práctico, sabe que “la fuerza y las ideas son vitales (y que) si no hay de lo uno ni de lo otro, entonces no vale la pena el intento”. También, aunque parezca obvio, que la división favorecía al régimen que se procuraba superar.

Para analizar la coyuntura y fijar posturas políticas don Manuel se sirve del marxismo-leninismo, y como cada coyuntura política-electoral tiene sus particularidades, las analiza “como recomendaba Lenin, haciendo el análisis concreto de la situación concreta”.

Podemos no coincidir con las ideas políticas de Salazar, pero el texto vale como imagen clara del momento político en que se escribieron. Recomendamos la lectura de estas “Opiniones con acento”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.