José Miguel Fernández
Especial para elCaribe

Pacto o reforma fiscal progresiva

La ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo (END) para su implementación estable en sus considerandos la necesidad de disponer de financiamiento oportuno en un marco de sostenibilidad fiscal, de equidad y eficiencia tributaria.
En el art.36 enfatiza, cito” “la necesidad de que las fuerzas políticas, económicas y sociales arriben a un pacto fiscal orientado a financiar el desarrollo sostenible y garantizar, la sostenibilidad fiscal a largo plazo, mediante el apoyo sostenido a un proceso de reestructuración fiscal integral y el marco de una ley de responsabilidad fiscal que establezca normas y penalidades para garantizar su cumplimiento”.

El referido pacto fiscal debe contemplar: Reducir la evasión fiscal, elevar la calidad, eficiencia y transparencia del gasto público, establecer un sistema tributario progresivo y equitativo, y elevar la presión tributaria, a fin de viabilizar el logro de los objetivos de desarrollo sostenible 2030.

El presidente Luis Abinader ha convocado a través del Consejo Económico y Social (CESP un diálogo por las reformas, para fortalecer el sistema de justicia, la independencia efectiva del Ministerio Público, la transparencia, la institucionalidad y la modernización y eficiencia del Estado.

Dentro de las reformas está la fiscal, sin embargo la ley de la END dispone concretar un pacto que esté orientado a mejorar las condiciones de vida de la población de menores ingresos, reducir la pobreza y garantizar el desarrollo humano sostenible.

Pacto que durante los 8 años del pasado gobierno no estuvo en su agenda, por consiguiente no convocó al Consejo Económico y Social para la discusión y concreción del pacto fiscal, por tanto sigue siendo una tarea pendiente.

La República Dominicana tiene que avanzar hacia un verdadero Estado social y democrático de derecho, que supere las inequidades a través de un régimen tributario progresivo que imponga impuestos razonables a las ganancias de capitales, propiedades suntuarias, entre otras, y cargue menos a la clase media, al tiempo de establecer exención para los asalariados hasta 6 salarios mínimos del sector público.

La escala impositiva para los asalariados, bien puede ser: Ingresos superiores a 6 salarios mínimos y hasta 15, contribución 25%, más de 15 y hasta 25, aplicar el 35%, todo el que reciba ingresos por encima de 25 salarios mínimos contribuirá con el 40%.

En conclusión las personas que ganen hasta 60 mil pesos estarán exentas del pago de impuestos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.