“Pal’pecho apretao” (2 de 3)

Entre la diversidad de fórmulas, recetas curativas y recomendaciones populares: el aceite de semilla de naranja en café amargo, siendo la bebida social de los dominicanos, el café, otro elemento común en muchas de las “tomas” y botellas que lo popular tiene “p’al pecho apretao”, en su recetario folklórico de recursos curativos. Cuando de niños se trata: se recomienda tener en casa un perro Chihuahua. El Sancochito (jarabe de laboratorios Dr. Collado, para la tos infantil, que se vende hasta en Amazon) en una toma de cucharita pequeña. En ocasiones se le añade al patentizado industrial, aceite de higuereta. En Baní, el té de yerba de maco u orozú (Phyla nodiflora) es un recurso conocido, así como la mezcla de miel de abejas, cebollín, rábano, limón y Gomenol, (aceite esencial obtenido destilando hojas de una planta denominada Melaleuca viridiflora, todo esto preparado en una “botella” y suministrado tres veces al día (el número 3 se repite en los remedios para este mal). Hay quien recomienda miel de abeja, Gomenol y Sábila. Otra fórmula es medir la persona de espaldas a un árbol y donde de la medida, clavar un clavo con un mechón de pelo del “paciente”. Hay quien acompaña esto con un ensalmo. Un “secreto” de familia que me revelaron, la fórmula de Doña Yaya, se trata de un “alagarto” verde asado hasta poder pulverizarlo y añadido en pequeñas cantidades, tomado con leche de vaca. La carne de burro es otro de los elementos para curar el pecho “apretao”. Debe indicarse que en todos los casos que incluya carne de animal alguno, trátese de un “chicote” de carne de gato, “alagarto” o de cualquier otro, el “enfermo” debe ignorar de qué carne se trata o la “formula” no surtirá efecto. La creativa farmacopea popular criolla, tiene un amplísimo menú para combatir el “pecho apretao” recursos particulares y personas con capacidad y “curiosos” con conocimientos para preparar “tomas” y botellas, que se utilizan ampliamente al margen de la medicina convencional y los productos éticos. Aceites diversos se combinan como remedio, por lo general en 3 gotas de cada uno: aceite de tiburón, aceite de culebra y el socorrido aceite de higuereta, y tomado en dos formas distintas: en café amargo o una cucharadita pequeña, resultando por demás, desagradable al gusto. En café amargo también, 3 gotas de aceite de higuereta que semejan 3 ojos que miran profundamente al “paciente” que con resignación busca una solución para una condición tan desesperante. El sumo de la planta cabrita (Bunchosia glandulosa) también en café amargo. El cebo de chivo; la concha de jocotea pulverizada, y 3 gotas de aceite de cocinar, en café amargo son 3 “recetas”. El aceite de amasé o amasei se reputa infalible por los que lo usan. La Bronquina (ungüento patentado por Infaca en S. Domingo) se utiliza en fricciones de pecho y espalda y hay quien lo recomienda usar en la planta de los pies con una “media gorda”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.