PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El periodismo es para escribir (y decir) la verdad, no para ocultarla. Es una máxima que figura en mi léxico y que expongo cada vez que algún intruso, violador de los principios, trata de distorsionar el ejercicio de nuestra noble profesión. También, en mi época de docente, se la repetía con frecuencia a los alumnos.

Leamos las siguientes líneas que nos edifican sobre el periodismo responsable: “El periodista desde que comienza a formarse en la universidad debe saber que si piensa hacerse rico deberá caer en bajezas; en arreglos; en el payoleo; en detrimento del medio para el que labora y para todo el público oyente o lector”

Los periodistas de ahora, y la mayoría es bendecida por los “aires” de juventud, deben asimilar la maravillosa historia que escribieron quienes han sido bautizados como “gigantes del periodismo nacional”.

Hablo de capacitados periodistas que, “a manos peladas”, sin contar con las sofisticadas herramientas presentes en esta época del conocimiento tecnológico; en especial de la Internet, fueron exitosos en su trabajo profesional que benefició a la sociedad democrática dominicana.

Eran los periodistas, y algunos de ellos todavía los tenemos en su “bregar” en el diarismo local, bien activos, brillaron con su eficaz labor en las décadas de los 50, 60, 70, 80 y 90.

Realizaron, en sentido general, una estupenda labor sin nunca violentar las reglas (principios, ética y postulados) de su oficio. ¡El tiempo, que es el mejor testigo de la historia, así lo certifica!

La lista es extensa de veteranos periodistas que sentaron cátedras del buen periodismo en aquellos años donde también imperó la singularidad profesional en los medios noticiosos del país, en especial en la prensa escrita.

Advierto, y ojalá no me cause problemas, que se me escaparán algunos. Cito a Rafael Herrera; Francisco Comarazamy; Radhamés Gómez Pepín, Germán Emilio Ornes Coiscou; Rafael Molina Morillo; Salvador Pittaluga Nivar, Mario Alvarez Dugan; Bienvenido Á lvarez-Vega; Miguel Guerrero; Aníbal de Castro; Miguel Franjul; Emilio Herasme Peña; Juan Bolívar Díaz; José Labour, Luis Eduardo -Huchi- Lora; Juan Manuel García; Marino Mendoza; Nelson Rodríguez; Rafael Núñez Grasals; Luis Fernández, Pedro Caba; Guarionex Rosa; Osvaldo Santana, Persio Maldonado; José Alduey Sierra; Arismendy Calderón, Leo Hernández, Saúl Pimentel y Juan José Ayuso.

Pero no olvido -Dios me libre el periodismo femenino de calidad, marcado por aguerridas reporteras que también fueron ejemplos de principios, ética, decencia e incuestionable eficiencia en el ejercicio profesional.

Deben figurar en este texto Sarah Pérez; Dania Goris, Margarita Cordero, Pía Rodríguez, Minerva Issa, Emilia Pereyra, Eunices Lluberes, Leonora Ramírez, Nexcy de León y Camelia Michel.
Continuará…

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Carlos Nina Gómez