San Valentín y el amor, en tiempos de Covid

Compartir

Ayer, 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, fiesta de rojo y blanco, abundancia de corazones y cupidos escarlatas, derroche de flores, tarjetas y regalos, en tiempos normales, restringidos hoy por el Covid. Tiempo del amor, precisamente febrero, donde en su justo medio cabe el día dedicado al sentimiento excelso del ser humano. San Valentín, que nuestra cultura cristiana ha convertido en patrono de los enamorados: el místico vive en los escondrijos del alma, como duende del amor. Del real, sus restos, venerados en la Catedral de su mismo nombre en Terni, Italia.

Conmemoración en honor a quien padeció martirio por su convicción cristiana, o fiesta pagana de la fertilidad que se transformó con el tiempo. Se le atribuye la magia de propiciar bastante felicidad para ser dulces; provocar pruebas infinitas para hacernos fuertes, ocasionar el dolor necesario para sentirnos humanos e incitar abundante esperanza para ser felices. Es día comercial para el mercado de artículos asociados con el amor moderno. Para hindúes Kamadeva; para griegos Eros; para romanos Cupido, representado por un niño con alas, hijo de dioses de la guerra y del amor, armado de un arco para provocar amores y pasiones.Independientemente de la historia, tradiciones y leyendas, el AMOR es inclinación del alma, para ser sentida más que para ser explicada. Exalta la intensidad de los afectos, místico, abstracto, simbólico, impulsor de sentidos y conductor hacia estadios de felicidad. Amor es decisión, selección, actitud, inspiración, entrega, dar, es perdón. Espera, secretos, inquietudes, búsquedas, sueños, fantasías, encuentros, energía que dispara sentimientos. Es lo que respira la criatura al primer encuentro con la madre. Es la fuerza de la unión entre padre e hijos. Es cariño que identifica entre niños; es llama que perturba entre jóvenes; es hoguera que consume entre adultos, dulce consuelo y bálsamo de paz entre los que envejecen con donaire y dignidad. Es magia que rejuvenece. Es mezcla de afectos y cariños que inducen complicidades de la amistad pura. Es lazo entre los que, en distintos tiempos, fueron engendrados en el mismo vientre. Motor y fuente de inspiración de artistas y cantores. Es cariño, afectos, pasión, sueños, entrega, renuncia, sacrificio. Es mostrar y dar lo mejor de sí. Sentimiento que motiva que duela delicadamente el corazón; propiciador de conversaciones de silencio. Fuerza infinita que hizo que Jesús padeciera y muriera por la humanidad y médula del Cristianismo. Es descubrir la persona única, que potencia sentidos y provoca que el tiempo transcurra sin notar. Suspiro escapado y languidez de la mirada; Sintonía de sentimientos, actitudes entrelazadas, vivir dos veces: en otro y para otro. Amores de recuerdos, amores que perduran, amores que renuevan, amores eternos, el amor como bálsamo, como alimento, como razón de vivir, el amor de siempre celebrado cada 14 de febrero.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir