Semejanzas y diferencias entre dos partidos

El PRM fue fundado en septiembre del año 2014, como resultado de un desprendimiento importante del PRD, sujetando para nacer su base legal-electoral al reconocimiento ante la JCE de la Alianza Social Demócrata, fundado en el 1961 por el Dr. Juan Isidro Jimenes Grullón, partido que luego pasó a manos del Lic .José Rafael Abinader, padre de Luis Abinader.
La Fuerza del Pueblo se empieza a organizar con un desprendimiento importante del PLD e integrantes del Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), fundado el 21 de diciembre del 1980, acogiéndose al reconocimiento de éste por la JCE mediante resolución 5/90 del 26 de enero del 1990.

El PRM recibe en su seno en agosto de 2014 a 35 diputados que renuncian del PRD y en septiembre cambia su nombre a PRM.
Celebró su Convención Extraordinaria el 26 de abril del 2015 para elegir a Luis Abinader candidato presidencial para los comicios del 2016.

La Fuerza del Pueblo adopta su nombre y elige a Leonel Fernández candidato presidencial para el 2020, por decisión de Convenciones celebradas por el PTD el 20 de octubre del 2019 y el 5 de enero del 2020. Participando en las elecciones recién pasadas del 2020, con candidatos al Congreso y municipios en varios partidos aliados e incluido en el partido abandonado, alcanzando el número de legisladores para ser segunda mayoría senatorial y amenazante tercera mayoría en la Cámara de Diputados.

El PRM surge como una nueva organización, colocando figuras frescas al frente de ella, pero realizando una oposición tradicional, repitiendo el estilo ruidoso y superficial. Logra ganar el proceso comicial del 2020 por la crisis en el partido gobernante. En sus seis años de construcción (2014-2020), no se conoce que el PRM haya creado una sólida estructura organizativa basada en ideas y adecuada a los tiempos de la revolución digital. Mucho menos exhibido un pensamiento consecuente con nuevas corrientes del pensamiento.

Cualquier simple observador puede distinguir que las condiciones académicas, sensibles y dedicadas a servir del Presidente Abinader, no están en correspondencia con las incoherencias y tachas de áreas del gobierno y uno que otro funcionario. En poco más de 220 días gobernando han dejado escapar, no sólo el glamour inicial, sino la oportunidad de demostrarle al país soluciones a las crisis, las dejadas por Danilo Medina de naturaleza moral e institucional y la social y económica creada por la sanitaria (COVID-19). Atrapados en la cotidianidad en intereses individuales.

La Fuerza del Pueblo recién concluyó un congreso novedoso, debatiendo 17 temas para sembrar ideas, utilizando los medios digitales y de la inteligencia artificial para celebrarlo, participando 7740 delegados y aprobando sus propuestas por los medios de correos electrónicos.

El propósito ahora es aplicar las normas y políticas aprobadas, cultivar su membresía para hacerla creciente y, posteriormente, elegir sus autoridades. Al mismo tiempo que mantiene una línea opositora en beneficio del pueblo para amortiguar sus sufrimientos como consecuencias de las crisis y servir como fuerza organizada para que el Estado ponga su interés en superarlas.

La Fuerza del Pueblo no quiere verse en el espejo del PRM, quien descuidó seis años desde su fundación en banalidades políticas, pudiendo disciplinar sus filas y crear una estructura para un partido gobernante adecuado a las nuevas generaciones.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.