Una Constitución joven

Compartir

Hoy 6 de noviembre celebramos nuestra Constitución, ocasión propicia para rememorar que hace una década, desde 2010, el constituyente nos permea con aires de juventud; la misma juventud de Duarte, Sánchez y Mella, de Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, y nos regalauna Constitución joven.

Conectados unos con otros como nunca, los jóvenescontribuyen a la resiliencia de sus comunidades, proponiendo soluciones innovadoras, generando progreso social e inspirando cambio político. Siempre que se les provea con las herramientas y oportunidades necesarias para desarrollar su potencial, los jóvenes son una fuerza de apoyo para transformar el país en un verdadero EstadoSocial y Democrático de Derechos, lo hemos visto y somos parte -orgullosa- de esta generación.

Dentro de la función esencial del Estado se encuentra el respeto de la dignidad de las personas y proveer los medios para que éstas puedan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva; así, el artículo 55.13 de la Constitución cataloga los jóvenes como actores estratégicos del desarrollo de la nación y el Estado debe de garantizar y promover el ejercicio efectivos de sus derechos, a través de políticas y programas que aseguren de modo permanente su participación en todos los ámbitos de la vida nacional.

Adicionalmente, nuestra Constitución permite a los jóvenes participar activamente desde muy temprana edad, podemos ver como jóvenes han llegado a ser diputados, senadores, jueces y hasta presidentes, considerando que éstos tienen la capacidad de identificar y desafiar las estructuras de poder existentes y los obstáculos para los cambios, y de exponer las contradicciones y los prejuicios.

Un ejemplo es, Amy Coney Barret, quien el pasado 27 de octubre fue elegida para ocupar un asiento en la Suprema Corte de los Estados Unidos, siendo la quinta mujer en lograrlo desde su fundación, hace ya 231 años, y no por falta de méritos, a sus 48 años llega a ser la más joven de los jueces actuales.

Además de generar nuevas perspectivas, los jóvenes pueden brindar ideas y soluciones alternativas. Ray Guevara (2019), expresó: “Por eso el Tribunal Constitucional ha hablado tanto de la generación constitucional que se formará en la medida en que esta juventud se vaya preparando en la lectura y conocimiento de la Constitución”.

Cuando los jóvenes son empoderados con el conocimiento de sus derechos, y equipados con las habilidades de liderazgo, pueden manejar el cambio en sus comunidades y en sus países; muestra de ello fue Duarte, fundador de la Trinitaria, quien con sus conocimientos incentivó el movimiento independista nacional.

Los jóvenes tienen capacidad para participar ampliamente en la promoción de los Derechos Fundamentales establecidos en nuestra Constitución, ya sea, desde las esferas de poder público; simulando ser juez o en charlas desde sus centros escolares, debiendo aprovecharse el potencial de la generación mejor formada que la región ha tenido en su historia, para que actúe como un acelerador de su desarrollo.

La Magistrada Katia Miguelina Jiménez (2019), resaltó la importancia de las cuotas de la mujer y de la juventud, medidas que según entiende son de carácter temporal, que concluyen una vez se haya logrado el objetivo que no es otro que la equidad en la participación. Dicha Magistrada expresó: “Esta es una cuestión que tiene un carácter constitucional y si está en la Constitución es muy sencillo, eso hay que cumplirlo”.

La Carta Magna es un instrumento de liberación ciudadana, los jóvenes dominicanos deben de profundizar en su conocimiento, es el paso necesario para la conformación de una generación constitucional empoderada como nunca, conocedora de sus derechos y responsable de sus deberes, una generación que crea en la lealtad a la Constitución.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir