Una peligrosa amenaza real

Entiendo y comparto las preocupaciones creadas en la sociedad dominicana y su liderazgo político, social y empresarial por el frustrado proceso electoral y la extendida desconfianza y falta de credibilidad en las instituciones democráticas que incluso las más altas instancias de nuestro Gobierno reconocen.
Pero esta legítima intranquilidad no debe llevarnos a descuidar el seguimiento y postergar las urgentes medidas de prevención y acciones preparatorias para manejar el impacto que provocaría el registro de un caso de gripe china. ¡Si puede ocurrir! Los reportes nos dicen que más de 81,000 personas han enfermado y al menos 2,798 han muerto.

Hasta el miércoles 26 de febrero, además de China, se ha confirmado la presencia de coronavirus en Tailandia, Taiwán, Japón, Singapur, Corea del Sur, Vietnam, Estados Unidos, Francia, Australia, Malasia, Nepal, Alemania, Sri Lanka, Camboya, Canadá, Emiratos Árabes, Finlandia, India, Filipinas, Reino Unido, Italia, Rusia, Suecia, España, Bélgica, Egipto, Irán, Israel, Líbano, Omán, Kuwait, Irak, Austria, Bahrein, Suiza, Croacia, Afganistán, Pakistán y Brasil. La lista abarca 125 ciudades de estos países.
Esto dice que se está acercando al Caribe. Está en Canadá, EUA y Brasil y la lista de posibles casos (no confirmados) incluye a México y Colombia. Mercados para el turismo dominicano.

Los informes de diferentes medios de comunicación refieren que la rápida propagación de la epidemia en Italia, “ha puesto a toda Europa en alerta”. Italia ha confirmado 11 fallecimientos y 322 casos positivos. La región más afectada es Lombardia, pero el virus está presente en Piamonte, Véneto, Toscana, Emilia-Romagna, Sicilia, Lazio, Liguria y Bolzano. Varias ciudades y áreas afectadas están en cuarentena y no se permite salir ni entrar a ellas. Estas medidas afectan a unas 100 mil personas. Han cancelado partidos de fútbol, el Festival de Venecia y se han cerrado universidades, escuelas, museos e iglesias, incluyendo las famosas Catedral de Milán y La Scala (teatro de óperas)
La gripe china es una aseria amenaza para el turismo porque crea temor a viajar y por los imprevistos que puede causar. Como ejemplos están los miles de viajeros en cuarentena en un crucero en que se registró un caso, y los miles de turistas y trabajadores puestos en cuarentena en un hotel de Tenerife, España, luego de que un italiano y su esposa dieran positivo por coronavirus. Austria también hizo lo mismo a un hotel en Inssbruck, donde se confirmó que un empleado italiano tenía el virus.

Además, la tendencia es la reacción a la defensiva. El gobierno húngaro sugirió a sus ciudadanos no viajar a Italia, y la aerolínea Bulgaria Air anunció la suspensión de sus vuelos entre Sofía y Milán. Cientos de vuelos se están suspendiendo y el temor es generalizadoomi. Además, esta el daño a las economías. Por ejemplo, Alemania, una potencia industrial, proyecta un fuerte golpe a sus ingresos turísticos por la caída del flujo de visitantes chinos que anualmente aportan ocho mil millones de euros a su economía (RD$496 mil millones). El turismo, que representa un 13% del PIB, se desmorona en Italia.

Para nosotros sería más que una tragedia ser atraídos al remolino que alimenta la gripe china. Si esta plaga mantiene el ritmo de su ataque, es posible que no lo podamos evitar, pero quizás lo podemos retrasar y ganar tiempo para prepararnos mejor. Lo importante es asumir la gripe china como una peligrosa amenaza real.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.