Volvamos a votar

En la actualidad tenemos una crisis post electoral que nos preocupa a todos. No solamente a la Junta Central Electoral ni a los partidos políticos, ni a las instituciones públicas; les preocupa también a la sociedad civil, a los empresarios y, sobre todo, a cada ciudadano, que debe hacer hasta lo imposible por no refugiarse en la individualidad ante la amenaza que constituye la erosión de la democracia para toda la sociedad.
Por eso es tan importante que surjan espacios para explorar nuevas fronteras y tendencias, para diseñar y poner a prueba nuevas ideas, con un único fin: mejorar la democracia.

Todo esto es el resultado de no poder celebrarse la fiesta de la democracia el 16 de febrero, un evento trascendental para la paz y la prosperidad de nuestro país.

Mi esposa y una hermana no ejercieron ese derecho al voto ese día, y cuando le pregunté a mi cónyuge ¿cómo te sientes? Me dijo ¡muy mal! no pude expresar mis sentimientos al través del voto, la entendí, de cinco mesas en ese colegio dos estaban con el sistema en el suelo. Más tarde la noticia, no hay elecciones.

Y nos enteramos que la noche anterior se despertaron las alarmas de que técnicos de la Junta Central Electoral se encontraban trabajando con los aparatos del voto automatizado, sin que esto se hubiera avisado con anterioridad a los delegados políticos. Se prometió resolver el problema antes de la siete de la mañana. Lo demás es conocimiento de todos.

Nunca se debió suspender las elecciones donde el voto era manual, pues el 44 por ciento de los votantes del padrón electoral se encuentran en los 144 municipios donde el sistema de elección era de esa manera. Pero si en el 64 por ciento de los municipios restantes que era automatizado es decir en el Distrito Nacional, Santiago, Santo Domingo Este, la Vega, Santo Domingo Norte, San Francisco de Macorís y San Cristóbal.

Lo malo de todo esto, es que los partidos de la oposición después de estar de acuerdos y darle el consentimiento al presidente de la Junta Central Electoral de la suspensión total de las elecciones, se ponen al frente de la Junta a protestar por lo que ellos apoyaron.

Se nota que quieren el caos no la paz y tranquilidad en la que vivimos los dominicanos. Como dijera el expresidente Hipólito Mejía cito. “No estoy de acuerdo con esa moda, la oposición lo que tiene que hacer es buscar sus votos”.

Luego de convocar una marcha le cambiaron la ruta, desistieron de ir a la plaza de la bandera, porque los ocupantes, en su mayoría jóvenes y primeros votantes se negaron a compartir escenario con ellos.

Con el spot publicitario volvamos a votar este 15 de marzo, la Junta Central Electoral busca reconocer su error, y es la única salida a la crisis, todos tienen sus delegados antes los colegios electorales, y desde que llegue la tarde, se sabe quién va ganando, pues eso corre rápido. Mientras unos se quejan, otros trabajan en fortalecer su votación, y después no quieren entender porque pierden los eventos electorales.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.