Relatora ONU: fin del secreto pontificio en pederastia es sólo el primer paso

Compartir

Ginebra.- La orden del papa Francisco de eliminar el secreto pontificio en los casos de pederastia por parte del clero es una decisión acertada pero sólo "un primer paso", ya que el Vaticano debe ahora garantizar que los abusos sean investigados y sus víctimas reparadas, señaló hoy una relatora de Naciones Unidas.

La Santa Sede "debe tomar todas las medidas necesarias para asegurar que se imparte justicia a víctimas en todo el mundo mediante investigaciones prontas y profundas, sometidas al escrutinio público", subrayó en un comunicado la relatora especial sobre la venta y explotación sexual infantil, Maud de Boer-Buquicchio.

Además el Vaticano debe poner en marcha normas que obliguen al clero a denunciar este tipo de delitos cuando tengan conocimiento de ello, así como otras políticas de "tolerancia cero" con el abuso infantil, que inmediatamente aparten de sus funciones a aquellos culpables de este delito.

El martes, 17 de diciembre, el papa ordenó eliminar con efecto inmediato el secreto pontificio en los casos de abusos a menores por parte de miembros del clero, atendiendo así a una de las reivindicaciones de las víctimas de pederastia.

"La bien recibida medida del papa, que reconoce la escala de la crisis, hará que las víctimas dejen de vivir con la angustia de que estos crímenes permanezcan silenciados e impunes", destacó hoy la relatora de Naciones Unidas.

"Ahora que la transparencia dentro de las jerarquías eclesiásticas ha llegado, el camino a la responsabilidad civil y penal por estos abusos está abierto", añadió.

De Boer-Buquicchio lamentó que durante décadas el abuso de niños en el clero fuera "completamente ignorado, negado o considerado como un mero pecado que podía ser absuelto si se pedía perdón". EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir