Ginebra, 20 feb (EFE).- A punto de entrar en el tercer año de conflicto, la situación en Ucrania mantiene a 3,7 millones de personas desplazadas dentro del país y a otros 6,5 millones refugiadas en el exterior, un éxodo donde cada vez hay más dudas sobre la posibilidad de volver a sus hogares, alerta este martes un estudio de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Una encuesta realizada a unos 9.900 hogares ucranianos de refugiados, desplazados internos y retornados dentro y fuera del país, refleja que un 65 % de los exiliados en el extranjero siguen queriendo regresar en algún punto a sus lugares de origen, mientras que el porcentaje asciende al 72 % para los desplazados internos.

Sin embargo, los resultados también muestran que esta proporción ha disminuido en ambos casos, siendo cada vez más los que expresan incertidumbre sobre su vuelta debido a la guerra en curso.

«La inseguridad es el principal factor que inhibe a muchas de estas personas de volver, ya que los ataques con misiles, los bombardeos y la destrucción masiva continúan teniendo lugar en muchas partes del país», advirtió en conexión telemática desde Atenas a los medios acreditados ante la ONU en Ginebra el director de ACNUR para Europa, Philippe Leclerc.

Otras de las preocupaciones que cohíben a los expatriados a volver son la falta de oportunidades económicas y de trabajo, ya que más de la mitad de los refugiados retornados entrevistados (55 %) aseguró haber encontrado a su regreso menos posibilidades de empleo de lo que pensaban.

A pesar de todos los desafíos para recuperar el empleo, un reciente estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el impacto socioeconómico de la guerra en Ucrania indica que, para finales de 2023, un 82 % de las PYMES que habían suspendido sus operaciones en 2022 ya había reanudado parcialmente sus actividades en un periodo de seis meses.

«Entre los factores que impulsan esta recuperación se encuentran las mejoras en el suministro energético, la ayuda financiera exterior y el crecimiento de la construcción, el comercio, la agricultura y la industria», añadió el representante del PNUD en Ucrania, Jaco Cilliers, en la misma rueda de prensa con motivo de la cercanía del segundo aniversario del conflicto.

Además, ante las dificultades encontradas en los países de acogida, alrededor del 59 % de los encuestados por ACNUR aseguró que podrían verse obligados a regresar a casa aunque no fuera su opción preferida debido a los problemas económicos encontrados también en los países de acogida o el alto grado de separación familiar.

En este sentido, el informe revela que la reunificación familiar fue uno de los principales motores de los refugiados que han regresado permanentemente a sus hogares, a pesar de que muchos continúan sin averiguar el paradero de algunos de sus seres queridos.

Por su parte, el responsable de la Agencia Central de Búsquedas del Comité Internacional de la Cruz Roja para el conflicto entre Rusia y Ucrania, Dusan Vujasanin, aseguró en la misma rueda de prensa que la organización ya ha podido esclarecer el paradero de 8.000 de las 23.000 peticiones de búsquedas recibidas hasta el momento.

«Todos los días recibimos llamadas de familiares que siguen buscando a familiares desaparecidos», explicó. EFE

Posted in Internacionales

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas