Atracones navideños

Compartir
Es importante disminuir el consumo del alcohol.
En esta temporada, las enfermedades más frecuentes son gastritis, síndrome de colon irritable, diarrea, entre otros

En condiciones normales, las comilonas navideñas son difíciles de evitar, y en este tiempo de pandemia cuando nos vemos constreñidos y aislados hay mayores tentaciones de compensar la tristeza de estos largos meses aciagos recurriendo a la comida y al alcohol con la buena excusa de las celebraciones.

Pero !ojo! pensemos en el alto precio que tienen los atracones para la salud. La moderación se impone, especialmente si queremos evitar comprometer nuestro sistema inmunológico ahora que estamos expuestos a contraer el COVID-19. Lo ideal es ir a la mesa navideña con la mente clara, libre de la gula, sin hambre excesiva y algún plan posterior para ayudar la digestión moviendo el cuerpo, caminando fuera o dentro de la casa. Hay que estar atentos también al manejo y conservación de los alimentos para no terminar en la sala de emergencias de ningún hospital. Para ahondar sobre este tema hemos entrevistado al doctor Pedro Ovalle, gastroenterólogo dominicano.

“Diciembre, por lo general, es un mes donde abundan los encuentros con amigos, familia y compañeros. Esto da pie al abuso de alimentos y de alcohol. Estos excesos pueden provocar diferentes alteraciones en el sistema digestivo y en otros sistemas también como el cardiovascular y el endocrino. En este caso abordaremos el gastrointestinal”, apunta el galeno.

Pedro Ovalle, Gastroenterólogo.
¿Cuál es la causa más frecuente que nos lleva a la consulta o emergencia en esta temporada navideña?

En esta temporada de festividad, las enfermedades gastrointestinales más frecuentes en consulta y en emergencia son gastritis, enfermedad por reflujo, síndrome de colon irritable, diarrea y síntomas dispépticos. Sin embargo, pueden presentarse también otras afecciones del tubo gastrointestinal que tienen mayor relevancia y más complejidad y es la colecistitis, que es la inflamación de la vesícula que usualmente se presenta por cálculos y se predispone cuando el paciente consume muchas cantidades de grasa. Otra condición es pancreatitis que es un proceso inflamatorio del páncreas, un órgano muy delicado. Ambas patologías necesitan una evaluación inmediata de un personal de salud porque puede comprometer la integridad de la persona.

¿Cual considera son las causas?

Dentro de las causas que provocan estas manifestaciones vamos a hablar primero del alcohol, el que en exceso puede lastimar y dañar la mucosa gástrica causando gastritis severa, incluso la presencia de úlcera. El paciente corre riesgo de presentar una emergencia como es un sangrado gastrointestinal secundario a la úlcera. El alcohol puede afectar también el páncreas y producir un proceso inflamatorio, lo que mencionamos anteriormente, una pancreatitis. El consumo exagerado de alimentos, de grasa, de azúcares puede también irritar la mucosa gástrica y del intestino, provocando así gastritis, irritación a nivel de colón, síndrome de colón irritable y síntomas dispépticos. Cuando hablamos de síntomas dispépticos nos referimos a la sensación de llenura que tiene el paciente por mucho tiempo después de las comidas, náuseas, dolor en la boca del estómago, que es el epigastrio, y también eructos frecuentes. Ese “disconfort” que el paciente siente es producido también por la exageración de los alimentos. Continuando con estos, vemos que el consumo en exceso de grasas y azúcares puede también producir infecciones gastrointestinales.

¿Cuándo los alimentos pueden producir infecciones gastrointestinales?

Por dos razones principales. Primero, la manipulación de los alimentos y segundo, cuando pierde la cadena de frío y esto es importante, porque aquí es cuando hablamos de calentar y recalentar los alimentos, esto puede provocar intoxicaciones alimentarias, infecciones por parásitos o bacterias causando en el paciente los síntomas de una intoxicación: diarrea, vómito y deshidratación. Por eso es tan importante hablar de la cadena de frío porque es cuando hacemos la comida, la calentamos, la metemos a la nevera, la recalentamos, esto puede ser a la vez un caldo de cultivo y tenemos que evitar esta conducta.

Ante un cuadro de intoxicación, ¿qué se recomienda?

Es importante que las personas, de presentar estos síntomas, deban comunicarse con su médico de cabecera o acudir a emergencia, porque son síntomas que pueden presentar complicaciones.

¿Que recomienda como gastroenterólogo?

Las recomendaciones que siempre damos los médicos es la moderación ante todo. Disminuir el consumo del alcohol, hacerlo de una manera responsable y sobre todo, evitar sus combinaciones. Otra recomendación es evitar alimentos que estén muy condimentados, evitar cantidades abundantes, no romper su habito de alimentación, no permanecer mucho tiempo en ayuno, tres o cuatro horas, para luego tener una cena muy copiosa o dejar de comer por estar tomando alcohol. La recomendación, reitero, es la moderación. Evitar el consumo de alcohol o hacerlo de forma razonable, no manipular muchos los alimentos, no romper la cadena de frío.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir