Caminando en la dirección correcta

Compartir

En los últimos días la pregunta más frecuente que me hacen amigos y relacionados es qué va a pasar con la llegada de turistas, qué tan fuerte ha sido el impacto de la intensa divulgación de información negativa sobre el país durante el pasado mes de junio, principalmente en Estados Unidos.

También es reiterativa la pregunta sobre la magnitud del efecto negativo en imagen del país del atentado de que fue víctima la estrella del béisbol David Ortiz. Al analizar estos lamentables acontecimientos debemos ser realistas. Ha hecho muchísimo daño el bombardeo informativo negativo sobre supuestas “muertes misteriosas” en hoteles dominicanos, de la magnitud de que fue víctima nuestro país.

Y para colmo, en medio de esa tempestad llegó el ataque de que fue víctima David Ortiz, que consiguió que millones de personas fanáticos del béisbol pusieran sus ojos en el país y confirmaran la perversa versión de las cadenas de televisión estadounidenses sobre los peligros que asechan en este país a quienes lo visitan.

Los reportes de empresas que se dedican al seguimiento del comportamiento de los mercados y usan como una de sus fuentes el análisis de las reservaciones en vuelos, han publicado que en los meses de junio, julio y agosto se ha reportado una caída de las reservaciones para República Dominicana y al mismo tiempo un incremento de las ventas en vuelos para Aruba, Curazao, Jamaica y otros destinos del Caribe.

Estos y otros destinos parecen haberse favorecido con el daño hecho a República Dominicana, porque en los meses anteriores en la mayoría de los casos habían reportado un comportamiento negativo de las llegadas de visitantes, tendencia que cambio a partir de junio.

Las estadísticas de llegadas reportadas para el 2019 muestra que en enero el crecimiento de las llegadas fue de 4.2% que en comparación con el 3.2% del mismo mes del año 2018, fue mejor.
Pero en marzo el crecimiento fue de 1.1% contra el 12.4% del mismo mes del 2018; en abril aumentamos 3.0% superando el -1.2% pasado; pero en mayo nos quedamos en un 2.4% frente al 9.7% del año pasado. En junio –primer mes de la crisis- la caída fue de -2.5% contra el 6.3% de la mitad del año pasado. En resumen, el primer semestre del año el incremento se quedó en 2.5%. En el 2016 el primer semestre creció un 5.8%; el año siguiente fue 7.7% y el 2018 un 5.0%

Considerando otras experiencias a quienes me preguntan desde finales de junio he dicho que esperaba (y se produjo) una leve caída en junio, una profundización notable en julio-agosto-septiembre y un resurgir a partir del último trimestre octubre-diciembre, pero sin esperar un resultado final positivo del año.

La pregunta más importante que me han estado haciendo en esto días es que están haciendo el Gobierno y el sector privado para revertir estas incidencias negativas. Porque el problema ya pasó ahora el tema es qué hacemos para superarlo. Pues bien, la buena noticia es que esta semana recibí la invitación para asistir el lunes próximo a la presentación de la campaña de comunicación elaborada por las empresas que sirven al Ministerio de Turismo. Este es el tipo de esfuerzo que va en la dirección correcta.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir