PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En 1987 la ONU estableció el 26 de junio como “Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas”, con el objetivo de crear conciencia sobre un problema que crece y se multiplica en el mundo sin que se avizoren posibilidades de solución en lo inmediato.

Cada año, esa campaña que la ONU despliega adopta un lema sobre un tema en particular, que para 2022 es “Abordar los desafíos de las drogas en las crisis humanitarias y de salud”. Esto tiene que ver con la situación que ha generado la pandemia y que se acentúa en las comunidades más vulnerables, que afrontan situaciones de guerra y crisis humanitarias, catástrofes climáticas y hambrunas.

Son precisamente los más vulnerables, los niños, niñas y jóvenes, personas que consumen drogas o están en tratamiento de desintoxicación, los que necesitan una atención más urgente y más inmediata.

La campaña de la ONU #CuidadosEnTiemposDeCrisis, se dirige a toda la sociedad con el pedido de actuar, invertir y lanzar recursos para proteger a esas personas.

Este día debe servir también para que desde los estamentos que combaten el delito y desde las autoridades que imparten justicia se actúe de manera clara, coordinada y constante contra este ilícito que mueve miles de millones de dólares en el mundo y que es capaz de permear todos los ámbitos del poder político.

Nos enfrentamos a un tráfico que genera estructuras con una organización tan intrincada que es casi imposible de desmontar y cuyas ganancias son visibles pero difíciles de rastrear porque circulan fuera de los sistemas financieros establecidos.

El objetivo de la ONU es crear conciencia sobre el terrible problema y las nefastas consecuencias que acarrea para las sociedades el consumo de drogas ilícitas, de ahí que apunta trabajar en la prevención, en difundir conocimiento, en hacer todo lo posible para rescatar a quienes consumen estupefacientes y alejar de esa tentación a nuestros jóvenes.

Un mundo sin drogas es una utopía, pero también es un desafío con el que todas las personas de buena voluntad debieran comprometerse para trabajar por un futuro en el que vivir valga la pena.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción