PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
“Igualdad ya”, en el Día Mundial del Sida
“Igualdad ya”, en el Día Mundial del Sida

El 1 de diciembre se conmemora, porque no se puede celebrar, el Día Mundial del Sida, en el que una de las realidades más notorias es que durante la pandemia se ha retrocedido en la lucha contra esta patología. Onusida, la organización de la ONU contra el sida, insta a todos y cada uno de nosotros a abordar el principal problema que se enfrenta en estos días, que es la desigualdad.

El eslogan “Igualdad Ya” es un llamado a trabajar en todas aquellas acciones prácticas que resultan necesarias para abordar las desigualdades y ayudar a terminar con el sida.

Los nuevos datos de Onusida sobre la respuesta mundial al VIH revelan que durante los dos últimos años del Covid-19 el progreso contra la pandemia del VIH ha decaído, los recursos se han reducido y, como resultado, hay millones de vidas en riesgo.

Lo que se necesita para enfrentar esta enfermedad es aumentar los servicios para el tratamiento, las pruebas y la prevención del VIH, abordar el estigma y la exclusión de las personas con sida, entre otras medidas.

Solamente un tercio de las personas afectadas o en riesgo, como los homosexuales, transexuales, drogadictos, trabajadores sexuales y los prisioneros, pueden acceder a la prevención, pero también enfrentan la criminalización, la discriminación y el estigma, y este es el principal escollo por superar.

El sida es una condición que termina por matar las defensas del organismo para enfrentarse a todas las patologías, desde las más graves a las más simples, de manera que la gente no se muere de sida, sino de las enfermedades que el organismo no puede combatir porque se ha quedado sin defensas.

Entre los Objetivos del Milenio para 2030 figura terminar con el sida como amenaza para la salud mundial, algo que en los próximos ocho años será muy difícil si no se acaba antes con las desigualdades.
Para contraer sida no se necesita una orientación sexual determinada, ni una condición económica, social o académica, solo basta con ser persona, es decir, ser humano, entonces quizá debamos empezar por ser un poco más humanos con quienes lo padecen.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción