En sus hombros

Quiero decirte hoy que Dios cuida de sus hijos, desde detalles cuasi imperceptibles, asuntos pequeños pero necesarios para dar continuidad hasta los importantes, y ni hablar de los trascendentales. Hoy vi un ángel ponerle aire mi neumático, estaba arrodillado trabajando para mí mientras llovía, a cambio de un “gracias”, hoy vi a gente maravillosa mover el mundo por asuntos personales, vi a gente dulce y diligente ocuparse de mis necesidades, hoy recibí llamadas y abrí correos, bajé la ventanilla del auto y solo vi descender el cielo a mi vida. Quiero decirte que tu también estás en la agenda de Dios, que es tiempo de cumplimiento y que cuando te ocupas de Dios, Dios se ocupa de lo tuyo! Insisto, no vas a la deriva sus hombros son tus muros.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.