¿Preferencias o prioridades?

Compartir

Quien pone a Dios en primer lugar nunca llegará ultimo. Jesús le dijo a un joven que buscaba seguirle: “deja que los muertos entierren sus muertos”... ¡cuánta profundidad! Las personas muertas espiritualmente no poseen una agenda espiritual, las reuniones sociales con gente “importante” o de negocios encabezan su top. Seguir a Jesús no es cambiar de religión, de rumbo ni simplemente el orden de la vida, es dar prioridad al reino del Espíritu, donde la luz gobierna las tinieblas y las asignaciones divinas están por encima de las añadiduras. No todo lo que es importante requiere de tu atención inmediata y no todo lo urgente es una prioridad. No busquemos lo que Dios ha decidido otorgarnos, agendemos alineados a nuestra misión de vida, estar con el primero es lo primero.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir