Presidente, ¡póngale atención!

El líder de la oposición ha dado declaraciones sugiriendo medidas a adoptar, a propósito de los efectos creados por la Pandemia del COVID-19 sobre la economía. A su vez, desde la sociedad médica el Dr. Pedro Ureña ha cuestionado acciones sanitarias a ser aplicadas.
El 24 de junio el Dr. Ureña dijo en un Twitter: “Tengo semanas respondiendo la misma pregunta no hay data para aplicar una 3ra dosis antes de los seis meses y mucho menos de una vacuna diferente. Si existe algún estudio que avale esta disposición por favor publíquenlo, RD no es un laboratorio.”

Ampliando sus comentarios, dos días después, el 26, publicó varios tuiters, de los que citamos dos:

“Los estudios hasta la fecha publicados COM- Cov (Oxford) y el instituto Carlos III han utilizado la combinación de AstraZeneca y Pfizer como sustitución de la 2da dosis. En ambos estudios la combinación pareció segura aunque a expensas de mayores efectos secundarios menores”.

Pero sobre una tercera dosis, insiste: “Es importante diferenciar combinación vs refuerzo. No existe data sobre refuerzos con diferentes vacunas. El hecho de que 2 países Emiratos árabes y Bahréin estén aplicando Pfizer 6 meses pos Sinopharm no constituye evidencia. Se desconoce efectividad y sobre todo seguridad”. ¿Debe el presidente Abinader hacer oídos sordos a ese planteamiento? Incurriría en un grave error porque habría interrogantes que nada tienen que ver con la salud.

El Dr. Leonel Fernández, refiriéndose a las necesarias medidas económicas para atender los efectos de la crisis sanitaria, hizo señalamientos puntuales. Sobre las alzas de los precios, situándose la inflación entre las más altas del continente, sugiere desarrollar un amplio programa de apoyo a pequeños y medianos empresarios agrícolas, por ser ellos los productores de alimentos, renglón donde más se refleja la inflación que afecta a la población. El expresidente Fernández sugiere ampliar el programa Promese Cal para abaratar los medicamentos, haciéndolos accesibles al pueblo. Sugiere aumento de sueldos a los empleados de la administración pública y se convoque al Comité Nacional de Salarios para discutir un aumento salarial al sector privado. También considera necesario que el gobierno retome los programas sociales de subsidios a desempleados y chiriperos.

El presidente de Fuerza del Pueblo hace saber que esos compromisos puede asumirlos el gobierno, porque se entendía que iba a haber déficit y de enero a mayo ha habido un superávit de 4 mil millones de pesos. Las recomendaciones del líder de la oposición, hacen pensar en su efectividad debido a que por su experiencia de Estado focaliza las soluciones a ser aplicadas de por el gobierno para evitar mayores necesidades, carencias y sufrimiento a la población. Por demás es un estilo de hacer oposición, en medio de la crisis sanitaria, para que produzca menos estragos al pueblo. De lo que se trata es de evitarle sufrimientos a la población, tomando esas medidas, quien debe hacerlo, que es el gobierno.

Lo planteado por el Dr. Pedro Ureña, prestigioso profesional de la salud, persigue un manejo eficiente de la Pandemia del COVID-19, referido a la aplicación de una tercera dosis, cuando “no hay data”.

Lo sugerido por el Dr. Fernández, líder de la oposición, es para que el presidente Abinader responda a lo planteado, con el mayor interés. Gobernar en democracia es poner atención.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.