¡Un ensayo histórico partidario!

Compartir

Frecuentemente se camina por los senderos de la historia sin advertirlo totalmente. Desde la Fuerza del Pueblo se vienen produciendo hechos que tienen ese significado.
Ese caminar ocurre, entre otros, con el “Primer Congreso del Pueblo Profesor Juan Bosch”, por ser un evento en los medios digitales y electrónicos ampliamente participativo, inclusivo, democrático y horizontal. Entender la horizontalidad de la democracia se hace sencillo, si acogemos las normas, empezando por la Constitución e incluyendo las demás disposiciones jurídicas.

Los que mandan reciben un mandato de las normas y se eligen jurando respetarlas y ellas limitan sus funciones y limitan su término. En la democracia el mando luce dado vertical, aunque no lo es. Prevalecen las disposiciones constitucionales. Y, precisamente, el órgano creado para cuidar lo que dice y como lo dice la Constitución, es el Tribunal Constitucional. El régimen democrático es participativo, inclusivo, abierto y sustentador de derechos. Lo origina el sistema capitalista, el cual es brutal y crea enormes desigualdades. Ahí está la gran dicotomía del capitalismo, aspectos opuestos entre sí, casi antagónicos, como lo es su funcionalidad económica frente a su sistema político de derechos.

Esa dicotomía se debe a que el sistema capitalista necesita del mercado como el ser humano del oxígeno; el mercado es la razón de su existencia y para que le sea funcional debe darle beneficios. De ahí que la regla de oro sea la ley de la oferta y la demanda. Pero para que el mercado funcione debe haber estabilidad política. Esa estabilidad puede darse, también, en dictadura.

De ahí que el régimen democrático es defendido por los capitalistas para que funcione el mercado, pero intensamente por los dirigentes políticos y sociales progresistas, por ser la vigencia de los derechos su principal propósito.

El “Primer Congreso del Pueblo Profesor Juan Bosch” es un evento que define los principios de última generación, la estructura y líneas políticas partidarias. Es colocarse de relevo y actualizar su funcionalidad; disponerse a ser una fuerza de oposición coherente y centrada en la vigencia de un Estado social y de derechos. Colocarse en condiciones para gobernar.

La crisis sanitaria ha precipitado la utilización de los medios digitales y tecnológicos, poniendo con mayores crudezas la obsoleta forma operativa del sistema de partidos. Momento en el que la Fuerza del Pueblo se ha apropiado de esos medios de la inteligencia artificial para celebrar su congreso partidario. En él participan 7 mil 331 miembros con derecho a voto en 17 Mesas Temáticas y, a la espera de la Plenaria final, 2 mil 469 miembros territoriales.

Iniciando este año, del 11 al 21 de enero se aprobaron en 17 mesas temáticas las propuestas a ser refrendadas por la plenaria final. Fueron votadas por 4 mil 459 miembros, equivalentes al 60.8% del total previsto. Por demás, cada una logró su quórum deliberativo, el cual es la mitad más uno de sus miembros registrados.

Por razones obvias se entregó a la JCE un dosier físico y virtual con todas las informaciones relativas a este evento. El órgano electoral deberá validar y certificar sus resultados, por lo que no extrañaría su reacción de reconocer que este congreso es un referente histórico. Destacándose su carácter horizontal, participativo, abierto y democrático, gracias a la utilización de los medios digitales y electrónicos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir