PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“Sabiduría antigua para tiempos modernos” es el título de un pequeño libro de filosofía escrito por el filósofo italiano Mauro Bonazzi. Es un libro que congrega sólidas ideas, amplias referencias, profundidad de miras y una excelente redacción, mirando los problemas actuales, que son los mismos de ayer, y quizás también los de mañana, con el prisma, historia, cultura y referencias de la antigua Grecia. El libro, en edición de bolsillo y a media carta, apenas tiene 153 páginas, divididas en unos 19 subtítulos. El primero de estos titulado: “El poema de la fuerza”, está dedicado a la Ilíada, donde todo empezó. “La fuerza embriaga a quien cree poseerla, pero nadie la posee realmente”, afirma.

El segundo capítulo, entre citas de Milan Kundera, Hannah Arendt y Ludwig Wittgenstein, está dedicado a la Odisea, lo titula: Nostalgia, palabra que, según él, fue “inventada en 1678 por un médico, un tal Jean-Jacques Harder, para describir el sufrimiento de los soldados suizos cuando permanecían demasiado tiempo lejos de sus campos”.

Así avanza con otros capítulos donde se cruzan Heráclito y Antígona, Heidegger, Leo Strauss, Nietzsche y Freud, con Sócrates, Platón y Aristóteles, pero también la Divina Comedia, Barack Obama o Star Wars. Las referencias son amplísimas.

El capítulo 5 es dedicado al consenso al través de las palabras en sociedades abiertas. Juicios certeros en contra de la fuerza y en favor del diálogo y de la justicia, la cual define como: “el valor que regula las relaciones dentro de una comunidad”. Aunque, la siempre presente fuerza e imposición de facciones la convierten, normalmente, en un “sistema de reglas que quien detenta el poder impone a los demás para tutelar su propio interés”.

En este capítulo también habla de los sofistas. Los critica ácidamente, pero en cierta forma los reivindica al final. Afirma que estos “son los perdedores de la historia (…) de experto del saber (…) a poco más que charlatán”; y, citando a Aristóteles, en relación al saber de los sofistas, escribe: “el saber de los sofistas es un saber de las apariencias, por lo que es una apariencia de saber. Un saber ilusorio, hacho de palabras brillantes pero vacías”. Muchos de nuestros políticos e intelectuales podrían ser sofistas, muchas palabras, pocas acciones. Mucho verbo, poco contenido. Amén de defender cualquier causa, por un “justo precio”, y cambiar de ideas, cada vez que lo amerite el tema a defender.

También habla Bonazzi de la manipulación de la palabras, y la apropiación de algunas por políticos pasionales, “justamente fue la apropiación de las palabras lo que había allanado el camino a Hitler”, comenta.

“Es fácil criticar a Agamenón, que mata a su hija para conservar el poder, ¿pero cuántas veces las ambiciones personales han tomado el control de todo lo demás?”

En síntesis, un “pequeño gran libro” que aborda los temas eternos de la humanidad. Los externos y los internos. “Conócete a ti mismo, exhortaba el oráculo de Delfos. Como si fuese tan fácil. El mundo en el que vivimos es complicado y nosotros lo somos aún más”, afirma en la página 90.

Recomendamos la lectura de “Sabiduría antigua para tiempos modernos”, del italiano Mauro Bonazzi.

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Néstor Arroyo