“Una obra de arte, también puede ser un medio de protesta”

Compartir
El artista explica que “mis trabajos tienen la particularidad de que se parecen a los de Beloit y a los de Monet, que es impresionismo”.

“En la pintura me inicié en el año 1971, cuando me inscribí en el Palacio de Bollera en la Zona Colonial, para luego trasladarme a la Escuela de Bellas Artes, donde inicié el dibujo”, recuerda el artista plástico William Poweriet, en entrevista para elCaribe. El artista plástico recuerda que en Bellas Artes le tocaba las puertas al mayordomo a las seis de la mañana y salía de allí a las siete de la noche. “Pasé mucho trabajo, comía mangos verdes en el patio de la escuela. En aquella época había estudiantes que amanecían estudiando, entre ellos Milio Ortega, Luz Severino, Donaban Román, entre otros. Recuerda que durante sus estudios participó en una actividad que se llamó “Plaza de jóvenes artistas”, a través de la cual, junto a los demás participantes, fueron invitados a Chavón, evolución donde, luego, todos los días 28 de cada mes realizaban ferias artesanales, las cuales aprovechaban para vender a los profesores en Altos de Chavón los trabajos que realizaban durante sus estudios.

¿Para qué sirve el arte?
El arte es lo mejor que hay. El arte sirve ahora mismo como una terapia. El que se dedica a pintar nunca piensa en problemas, se traslada a otro mundo, a otra vida, no piensa en nada que no sea la pintura, en descubrir algo oculto, porque la pintura se compone de cosas ocultas. El poeta ve los secretos que hay en la vida. El pintor ve lo mismo. Picasso decía: “Yo no busco, yo encuentro”. Es decir, que el pintor mientras pinta no piensa en nada que le perjudique la mente, sino que busca cosas nuevas, es la forma de transportarse en otro mundo, a otra vida...

¿Qué significa una obra de arte?

Significa mucho, porque una obra de arte se convierte en algo histórico, algo que después que uno lo hace no lo vuelve a ver jamás, no lo vuelve a repetir. Una obra de arte es como una película que se hace, pero que no se vuelve a repetir, porque el lugar no está igual. Lo que se plasma en un lienzo ahora, no es lo que se va a ver en la otra década.

¿Qué considera más importante en una obra, la técnica o el contenido?

La técnica es el primer lugar para terminar la obra y el contenido es muy importante de la obra, porque el contenido significa que lo quiere expresar, que le sale de adentro, la creatividad, el pintor debe ser creativo, un pintor no debe de detenerse nunca en la vida. Un pintor debe tener etapas. Picasso tuvo muchas etapas dentro del clasicismo, expresionismo, por eso se caracteriza como el pintor del siglo XX. Picasso era un creador.

¿Cuáles técnicas utiliza?

En mis trabajos utilizo el óleo, la acrílica... trabajo el dibujo, trabajo también la escultura, el grabado, la publicidad, para eso hay que saber mucho de anatomía.

¿Existe el arte efímero?

Creo que sí existe. Hay muchas especies de arte, por ejemplo, a Italia se le debe el arte futurista, inicia con clasicismo, pero se va al futurismo, que no lo tiene, por ejemplo, Rusia, ya que en Rusia siempre es el clasicismo, mientras que Italia se le va adelante con el futurismo, es decir, con el arte moderno. Aquí hay muchas variantes, porque el arte viene aquí de generación en generación, entonces el pintor va evolucionando, dependiendo de lo que se esté haciendo en otros países, me he dado cuenta de eso. El pintor aquí quiere ir a la par con lo que se está haciendo en otros países.

¿El arte es universal y elitista?

El arte es universal totalmente, pero no elitista. La élite consume el arte, porque tienen los medios económicos, los grandes artistas, en su gran mayoría, vienen de abajo, pero casi siempre el que consume el arte viene de arriba, la clase pobre no puede darse ese lujo. Por ejemplo, los grandes pintores de la época como Rubén le pintaban a una élite grandísima, le pintaban a todos esos monarcas, era un privilegio porque tenían pintores que les trabajaban en su taller.

¿Cómo distinguir una obra de arte?

No todo el mundo puede distinguir una obra de arte. Para distinguirla hay que tener mucho conocimiento. El arte abstracto, por ejemplo, no es para todo el mundo, ya que es un arte mudo.

¿Qué mensajes busca transmitir en sus trabajos?

Bueno, yo, por ejemplo, realicé una obra de arte que decía “sangre sobre la tierra”, eso fue cuando cumplía años la Bastilla de Francia de 1789; yo pinté un guerrero en un caballo y entonces lo que salía de arriba era sangre, es decir, que lo que salía del cielo era sangre; o sea, que sangre sobre la tierra significaba que era una guerra que había en aquella época, a esa le llamaban “la guerra del pan”, porque la guerra fue por un pan.

¿Le fue difícil darse a conocer?

Bueno, no es tan difícil porque el arte llama mucho a la atención. El pintor llama mucho la atención cuando está trabajando.

Aprender la profesión no es tan fácil, insertarse en el mercado sí.

En los años 70 no todo el mundo podía vender un cuadro. De los años 80 a 90 con la inauguración del V Centenario del Descubrimiento de América de 1492, los pintores y la gente empieza a interesarse en la pintura, con esas edificaciones, la Catedral de Nuestra Señora de Encarnación, que es la Catedral Primada de América, entre otras importantes edificaciones.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir