El cambio toma cuerpo

Compartir

Cada día el presidente Luis Abinader da nuevas señales de que las propuestas de cambio hechas al país no eran promesas sino compromisos que se van cumpliendo en base a una agenda de las más relevantes prioridades nacionales. El primer objeto de su atención fue trabajar en medidas dirigidas a contener al Covid-19, habilitando más laboratorios y más pruebas de contagio, disponiendo más camas y unidades de cuidados intensivos, más recursos y acciones como parte de una gran movilización nacional frente a la crisis que se montó sobre un sistema nacional de salud deficiente.

En educación el Presidente asignó el apoyo requerido por el ministro Roberto Fulcar para el abordaje del nuevo año escolar que se aprovecha para producir un relanzamiento, en base al diseño y programación de decisiones consensuadas con los diferentes actores del sistema.

Son de tales magnitudes las señales transformadoras en educación preuniversitaria que entidades internacionales como UNICEF y el PNUD, renovaron su apoyo al desarrollo humano respaldando los signos espectaculares de cambios hacia la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación en favor de la educación, hasta ahora limitados a amagos.

Una posterior visita de apoyo y aportes a la Universidad Autónoma de Santo Domingo evidencia un afán sostenido hacia el desarrollo educativo dominicano.

Otra gran señal del cambio ha sido el plan de recuperación de la economía, empezando por el turismo, al que se otorgan incentivos, facilidades y políticas de apoyo, y en una fuerte señal se trasladará este fin de semana junto a su familia a Pedernales, como señal de su propósito de desarrollar un ambicioso proyecto de construcción de hoteles, aeropuerto y otras infraestructuras para conver­tir la zona en el futuro polo turístico del país.

La agenda ha incluido un sustancial apoyo presidencial a la Policía Nacional, con incremento de sus efectivos e incentivos y empoderamiento de sus mandos para fortalecer la lucha contra la delincuencia y la violencia, a lo que ha seguido una reunión de la Procuradora General Miriam Germán los ministros de Defensa, Carlos Luciano Morfa, de Interior, Jesús Vásquez, el director de la Policía Nacional, General Edward Sánchez González, y otras autoridades que tienen responsabilidades de velar por el orden público y el sosiego ciudadano. El foco en las grandes políticas públicas, no impidió al gobierno Abinader dar masivas respuestas de agencias oficiales a los afectados por el paso de la tormenta Aura, a los que se suplió masivamente de medicamentos, alimentos, apoyo a la infraestructura afectada, incluyendo viviendas dañadas por las inundaciones y ventiscas provocadas por el fenómeno meteorológico. Se ha iniciado además una necesaria reorganización de la burocracia estatal, con el anuncio del Presidente de que serán auditadas todas áreas estatales, no sin advertir a los funcionarios del nuevo gobierno que deben presentar sus declaraciones juradas de bienes en los plazos de ley so pena de sanciones.

Los intercambios abiertos en ruedas de prensa, la conversación con directores y ejecutivos de medios, son parte de la nueva interacción entre el gobierno y la sociedad. Esos primeros cambios apalancan nuevas transformaciones que toman cuerpo, en una nueva configuración del país en el que prevalezcan el empuje al desarrollo social y económico, el orden y la pulcritud en la gestión pública.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir