No abandonarla

Compartir

Ministerio de la Mujer, iglesias, entidades que apoyan a mujeres abusadas, deben asistir diligentemente y a largo plazo, a Yocairi Amarante, la joven de 19 años atacada con “ácido del diablo” por su expareja (33 años), padre de su hija de 2 años, con quien convivía desde los 15 y la maltrataba. Su vida era ya bastante traumática y ahora suma extremos dolor psicológico y conmoción emocional por la desfiguración, mutilación, irreversibles, que le causaron. “Soy una muerta en vida, dijo, tras recibir el alta hospitalaria. Mientras se apela a que la justicia se imponga y autor intelectual y ejecutores sean ejemplarmente castigados, Estado y sociedad deben hacer lo necesario para que Yocairi se reponga anímicamente sobre este destino. Ella está viva.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir