Bajeza contra Faride

Nunca ha traicionado sus principios y valores ciudadanos. Nunca ha traficado con sus ideas y propósitos ni ha hecho negocio con su voto legislativo. Ha sido inflexible contra los farsantes, siempre levantando su voz en el hemiciclo contra la corrupción y la impunidad, priorizando, no el discursito demagógico, sino el deber de supervisar el manejo de las cuentas públicas. Con todo, no ofende, no difama ni usa la diatriba en el debate. Y por ser Faride Raful incuestionable en su conducta, sus adversarios pretenden bloquear su marcha electoral hacia el Senado con un vulgar chantaje seudo religioso… (¡Cuánta bajeza!).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.