¡Actualizarse es clave!

Todo evoluciona y no debemos quedarnos rezagados. Esto pasa con la gramática y me lo digo a cada rato a mí misma, extendido a mis colegas, porque ciertamente todo periodista debe, por lo menos, tener las nociones básicas de ortografía.

Cuando decidí estudiar periodismo lo hice porque desde niña me dominó la pasión por escribir y leer, prácticas que sin duda, deben acompañar a todo el que decide trabajar haciendo uso de la palabra, en especial la escrita.

No hay que ser un experto para tratar de estar dentro de los mejores, buenos y capaces, solo hay que tener voluntad y crear los hábitos necesarios para crecer en ese sentido. Obviar esto, deriva en quedarse en el hueco de lo que abunda, del conformismo y en el peor de los casos, de la mediocridad. Eso pasa con la gramática.

Una vez escribí un artículo titulado “Una campaña por la buena ortografía”. Lo redacté a modo de construir desde mi experiencia como periodista y por mi afán eterno de tratar siempre de redactar aplicando las normas dictadas por la Real Academia de la Lengua, actualizarme al respecto y corregir a los demás, a modo de aportar y multiplicar lo aprendido.

Recuerdo que en mis tiempos de universitaria me quitaron dos puntos en un en examen de historia. Tras reclamar al profesor, don Mario de Miranda, de origen cubano, respondió que no había colocado algunas tildes y por eso no había sacado la máxima puntuación.

¡Eso me dolió! A partir de ahí, me preocupo cada día en actualizarme y refrescar mis conocimientos sobre gramática, porque sin dudas: escribir bien, habla de nosotros.

Cuando asumí estar en un escritorio en el 2011, para corregir los trabajos de los colegas que cubrían la agenda del día de aquel medio digital que me dio la oportunidad tras haber regresado de una maestría en periodismo, debo admitir que llegó a deprimirme el alto nivel de deficiencia, no solo en términos ortográficos, sino hasta en la poca capacidad de hilvanar ideas y redactar con coherencia.

Saludo desde aquí a colegas, que sumados a esta preocupación que me oprime desde que inicié en el mundo del periodismo, colaboran desde sus escritos y cápsulas para edificar sobre gramática a los dominicanos.

Finalizo, diciéndoles que elCaribe será un puente para compartir con ustedes, sus lectores, algunos conocimientos en cuanto a ortografía y técnicas de periodismo, a partir de este escrito.

No se queden con lo que reciben en términos de redacción y ortografía: investiguen, validen, debatan y constaten, porque actualizarse es clave en el mundo de la palabra.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.