PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Las Vegas, Nevada (EE.UU.) “Lo que se dice en Las Vegas, se queda en Las Vegas”.

La citada frase está siempre en labios de la mayoría de los habitantes de esta monumental ciudad. Y lean esta otra: Las Vegas es “La Ciudad del Pecado”.

Esta gran metrópolis la he visitado, en mi rol de periodista especializado en boxeo, una veintena de veces. Para poder disfrutar de todo su glamour, hay que visitarla en tiempos prolongados, divididos en varios viajes.

En mis recientes viajes -han sido tres en un lapso de once meses- he tenido la suerte de contar con un fino anfitrión. Se trata de mi amigo Johnny Romero, un dominicano que reside en Las Vegas desde hace ms de 25 años.

Trabaja en el hotel Mandalay Bay al que asisten, todos los días, miles de parroquianos que disfrutan del juego de los casinos. ¡Van en busca de la buena suerte!

Romero, aunque por poco tiempo, me llevó de la mano para que visitara uno de los lugares más emblemáticos de esta metrópolis.

Se trata del Strip, conocido como Las Vegas Boulevard South. El lugar lo había visitado en par de ocasiones, pero en este viaje pude observar más detalles de su belleza.

Durante nuestra caminata, Romero me hace la siguiente explicación: “En realidad fíjate bien…es un lugar mítico, que ocupa un tramo emblemático (¿te gusta esa palabrita?), que es llamado Las Vegas Boulevard South”.

En el Strip Boulevard South operan varios hoteles-casinos exóticos donde también funcionan históricos teatros, bares, restaurantes y locales (de diversión) nocturnos. La cantidad de turistas que van a ese lugar es sencillamente enorme. No hay horas para visitarlo, aunque en la noche y madrugada los turistas llegan por cientos.

En un documento de que traza alguna promoción, y que Romero tradujo, se lee lo siguiente: “No importa cómo te apetezca divertirte. En el Strip encontrarás de todo, desde máquinas tragaperras hasta pistas de baile. En los alrededores del Strip podrás encontrar lo que quieras para divertirte”.

Otros detalles: Las actividades de diversión en la que también han bautizado como “La ciudad que no duerme”, además de ir a los hoteles a jugar en los casinos y ver shows de lujo, tienes la oportunidad de visitar otros importantes lugares turísticos -de singular belleza natural- como por ejemplo El Gran Cañón.

Precisamente me he encontrado con periodistas mexicanos que con autoridad y precisión categórica afirman que “quien no visita a El Gran Cañón, pues no ha viajado a Las Vegas”.

¡Las Vegas sigue siendo todo glamour!

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Carlos Nina Gómez