Los 40 años de Camino

Una vez leí que el verdadero periodismo debe ser constructivo. Eso, en esencia, es el Semanario Católico Camino, que el próximo 5 de julio cumplirá 40 años de fundado. Este tiempo es una muestra de perseverancia, una palabra que siempre estaba en el vocabulario del padre Ramón Dubert, un extraordinario jesuita que por casi 20 años dirigió el importante medio de comunicación.
Recuerdo que en varias ocasiones se refirió a la perseverancia en un discurso en Santo Domingo en el año 1995, cuando Camino, por la calidad de sus editoriales, recibió el “Premio Nacional a la Excelencia del Periodismo Dominicano”.

Camino, durante 4 décadas, ha llegado ininterrumpidamente a los hogares católicos del país. Nunca ha dejado de salir, incluyendo momentos difíciles, donde hubo escasez de papel o huelgas nacionales. “Saquen el periódico como sea, que no podemos fallar, con esfuerzo superaremos todos los obstáculos”, expresaba Dubert frente a las adversidades y nos animaba cuando creíamos que era imposible que esa semana Camino se imprimiera.

El sacerdote decía que una de las grandezas de Camino era su autosuficiencia económica, conquistada pese a que no tenía fines comerciales y de que no recibía ninguna subvención o exoneración. “Nos mantenemos con lo que tenemos”, expresaba satisfecho.

Dubert inyectó mística en el personal de Camino, al igual que su anterior director, el respetable y recordado monseñor Vinicio Disla. Incluso muchos de los que laboran en Camino lo hacen voluntariamente y los que trabajan con horario están más por amor que por remuneración.

¿Qué es Camino actualmente? Es un periódico dinámico, moderno, y sobre todo, dirigido a la feligresía católica, donde se reseñan las principales noticias y eventos de la Iglesia a nivel mundial y nacional y donde se guía a nuestro pueblo por el sendero de las valiosas enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia. Camino desde su origen ha contado con los auspicios y el apoyo de la Conferencia del Episcopado Dominicano. Los laicos tienen una considerable participación como columnistas.

Luego de la partida de Dubert, Camino es dirigido por un excelente profesional: Apolinar Ramos, honesto, periodista de corazón y exitosa trayectoria, símbolo de responsabilidad, persona comprometida con el bien común, admirado por todos. ¨Polo¨, como le decimos, ha modernizado el semanario.

Particularmente me siento un hijo de Camino. Tengo 36 años escribiendo allí cada semana. Son casi 1,900 artículos que he publicado. Ha sido mi escuela en el complicado arte de escribir, lo que por igual hago en el periódico elCaribe desde el 2005. Eso también es perseverancia. Tal vez por ello este 40 aniversario lo celebro con alma, corazón y vida. ¡Felicidades, Camino, por ser un periódico constructivo!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.