Tocar su corazón...

Compartir

Si hay algo que da valor a nuestra existencia es la calidad de nuestros pensamientos, ellos son nuestras expresiones recurrentes, nuestras acciones marcadas, toman forma, decidimos lo menudo como lo importante, toman vida cuando gobiernan nuestro diario vivir. No es posible ver gente valiosa, valiente y noble con pensamientos baratos, tontos y perversos... Nuestra ropa es un pensamiento antes de una postura, nuestras frases y cada gesto a personas específicas. Ellos duermen entre sentimientos y secretos, entre verdades ocultas, enseñanzas y rincones de temor, pero también entre creencias, si! Lo que estás pensando dice en que estás creyendo. Los pensamientos de Dios superan nuestra existencia, creer uno de sus pensamientos valida cada decisión y bendice cada sentimiento, amar su palabra es vivir en sus pensamientos, es tocar su corazón.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir