PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santos Aquino Rubio

Santos Aquino Rubio
108 Publicaciones 0 COMENTARIOS
El autor es periodista y abogado.

Un mal en la transportación aérea

La transportación aérea se convirtió en uno de los mecanismos más efectivos de desarrollo de los pueblos a partir de la segunda década del...

Hay que volver a la familia

La familia dominicana, como en otras sociedades del mundo, ha ido perdiendo sus valores más elementales de convivencia, fraternidad, amor filial, comprensión y respeto...

Los depredadores nos dejan sin bosques

Durante años hemos venido alertando por medio de artículos, reportajes e informaciones, sobre la gravedad de la deforestación sin freno de nuestros bosques, afectando...

Transporte gratis para policías y bomberos

En la mayoría de los países organizados, incluyendo Estados Unidos de Norteamérica, los agentes de la Policía y miembros del Cuerpo de Bomberos no...

Motoristas, una epidemia que se expande

En las últimas décadas la cultura de la motocicleta se ha posesionado del diario vivir de los dominicanos, convirtiendo su accionar en verdadero infierno...

La justicia es para los delincuentes

La Justicia dominicana ha desmejorado tanto en las últimas décadas que hoy las mayores decisiones de jueces y fiscales están dirigidas a favorecer a...

La CIDH: Cuchillo para nuestra garganta

Prácticamente desde su creación, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) ha tenido a República Dominicana como uno de los principales objetivos de...

Pedernales y el Vellocino de Oro

Quienes nacieron entre los años 50 y 80 pertenecen a generaciones que, por amor al país, a sus provincias y municipios, siempre buscaban interesantes historias relacionadas con la realidad de sus respectivos lugares natales o de crecimiento.

El noble ejercicio del periodismo

Los más grandes hombres y los más elevados pensadores conque ha contado la humanidad siempre reconocieron y reconocen que el ejercicio de un periodismo objetivo,

Por favor, limpiemos las avenidas

Las principales calles y avenidas de la ciudad de Santo Domingo, y otras importantes del país, han sido arrabalizadas por vendedores ambulantes, limpiavidrios, pedigüeños...